El bueno de Thom

El supergurú supernikonista super Thom Hogan se marca hoy un ensayo metafísico poético que ha titulado: ¿ Usted compra objetivos DSLR todavía ?

No dice nada que se salga del sentido común, aunque hay una consideración sobre la distinta motivación de los fabricantes originales frente a los terceros que me ha parecido interesante. De todas maneras no es una lectura imprescindible.

Yo me identifico claramente, primero por mi edad y segundo y principalmente por mi pensión, con el primer grupo: aquellos que ya tenemos equipo DSLR y unos cuantos objetivos.

Juro por lo más mundano o prometo por lo más sagrado que yo solo compraré un único objetivo nuevo DSLR y solo si el Sr.Canon se digna sacarlo: se trataría de un presunto nuevo Canon EF 24-70F2,8L III o un EF 24-70F2,8L IS que tenga una calidad Zeiss Otus en todo el rango focal y el campo de enfoque más plano que una losa de mármol bien pulida. Estoy contento con mi EF 24-70F4L IS, ópticamente es correcto, aunque mejorable, y mecánicamente es infinita y manifiestamente mejorable. Es lo único y lo último que le pido al Sr.Canon, al menos para compensar todos los disgustos que me ha dado en los últimos años. Estoy seguro de que solo por eso no me hará ni el más puñetero caso.

No, no, no penséis mal, el mundo “mirrorless” me atrae un montón, pero eso, como la juventud, ha quedado atrás y vendrá solo en mi próxima reencarnación.

Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.