0

German Pierre analiza el Nikkor Z 24-70mm f/4 S delante de la Nikon Z y nos cuenta que tal le ha ido.

Pues muy bien, ¿no?

Como continuación al análisis que hace unos días nos ponía Germán Pierre sobre la Nikon Z7 y el nuevo sistema “desespejado FF”, del cual ya hablamos aquí, y muy bien por cierto: Ftc 13-1-2019, Germán publica hoy el análisis del primero de los objetivos que han pasado por sus manos. Se trata del zoom universal Nikkor Z 24-70mm f/4 S.

Nikon no deja de sorprendernos, y eso está bien. Lo primero que podríamos decir para sentar unas referencias básicas es que el cristalito cuesta 1.000 dólares suelto allí, o 700 euros en kit aquí, lo cual no puede pasar desapercibido a la hora de ponderar resultados.

El resumen ejecutivo que hago siempre para V.I.P.’s muy ocupados sería algo así: este zoom es muy resultón, la calidad óptica es más que correcta y el rendimiento con la Z7, a pesar de su enorme exigencia, está a la altura de las circunstancias. No, no es un pata negra, pero para ser un zoom “baratito” la relación calidad/precio es de sobresaliente alto.

Os pongo a continuación los “pros” y los “no tan pros”

A favor :

  • Construcción y acabados razonables con una ergonomía y agrado de uso excelentes.
  • Rendimiento óptico global con un notable alto.
  • Excelente practicidad dada su opción de compactable.  

Mejorable:

  • Como comentaba anteriormente, desde un tipo de valoración de opinión, me hubiera gustado un plástico de mayor densidad.

Y esto es parte de lo que cuenta Germán en sus conclusiones.

El zoom cumple al 100%, incluso más, con las expectativas que a priori podamos tener sobre el mismo. Sobre la relación valor/precio de coste, teniendo en cuenta las ofertas de kik actuales y el sobrecoste de un kit con cámara, podemos decir que su precio es razonable. A nivel particular me hubiera gustado unos a acabados y densidad del plástico empleado un poco más consistente que sin duda hubiera afectado al coste y a su peso. Tendremos que esperar a la versión Z 24-70/2,8 para evaluar este aspecto. 

Y ya para finalizar aquí están los apartados del análisis completo. No os los perdáis, su trabajo bien vale la pena y es muy de agradecer. Parece que Nikon está haciendo los deberes y esas cosas el pueblo llano acaba agradeciéndolas, al menos en forma de cese de la sangría transfugista.

Nota tonta: ya sabéis que yo soy un sufridor nato y un poco masoquista, así que no me he podido aguantar y he comparado las imágenes de muestra que ha puesto Germán con las mismas imágenes que puso en su día también Germán cuando probó exactamente el equipo que yo tengo ahora, o sea: mi EOS 5D Mark IV con mi EF 24-70F4L IS.

Los puristas diréis que son fotos de los mismos lugares pero no los mismos días ni con la misma luz, pero bueno, algo si que se ve y por ello me atrevo a aconsejaros que si sois canonistas es mejor que no paséis por esa experiencia. Yo me quiero consolar pensando que las diferencias son debidas a la mayor resolución de la Nikon Z7 respecto a la 5D Mark IV y a la maldita presencia en esta última del nefasto filtro AA, pero ya digo que eso seguramente es el consuelo de los que comen pan con pan (ya me entendéis).

Esta es la experiencia por la que no quiero que paséis:

Los dos objetivos cuestan más o menos lo mismo, 1.000 dólares sueltos, y hablando de las dos cámaras, la 5D Mark IV anda por los 2.800 dólares allí / 3.000 euros aquí (y eso ahora, porque cuando yo la compré hace año y medio me costó 3.800 euros.), y la Z7 anda por los 3.400 dólares allí / 3.800 euros aquí (que es lo mismo que me costó la mía cuando la compré). El precio por Mpixel es claramente diferente. El cielo confunda al Sr.Canon por ello.

Moraleja: deja de protestar y disfruta a tope con lo que tienes, que el equipo no es el principal responsable de la calidad de tus fotos, amén.

adolfo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.