9

Historias del 2G, 3G y 4G: mi guerra con Telefónica (Movistar) ha acabado con mi aplastante y total derrota.

Esta es mi nueva e inservible criatura

Os dije que lo contaría, y os lo cuento. Intentaré resumir lo máximo posible.

Ya sabéis que mi mujer y yo usamos la telefonía móvil solo para emergencias y que ni queremos ni necesitamos un smartphone. Tenemos dos móviles antiguos, un Nokia del 2003 (Nokia 3510i) que lo usa mi mujer y otro del 2005 (Nokia 6610i) que uso yo. Ambos funcionaban a la perfección. Desde finales de noviembre me di cuenta de que con mi Nokia ya no podía hablar desde mi casa y alrededores porque la comunicación se entrecortaba y no me podía entender con mi interlocutor. Lo primero que pensé es que, por la antigüedad, se me había estropeado, así que fui a la tienda y compre otro nuevo, también de filosofía antigua (no smartphone) aunque nuevo y con fecha de fabricación del 2016, es el Alcatel 2051D. Mi horror no tuvo límites cuando lo probé y vi que pasaba lo mismo. Solo entonces, y no antes, probé el de mi mujer y pasaba exactamente igual. Los tres teléfonos funcionaban y funcionan bien si me alejo de mi barrio.

Aquí empezó un calvario casi infinito de llamadas al 1004 y al 1002 de Movistar hasta que dos meses después conseguí que una de las miles de incidencias que puse prosperara y me hicieran caso. Vino un técnico de Movistar a casa y estuvo midiendo señales, calidades y tasas de error.

Yo he trabajado 30 años en telefónica, pero entonces Telefónica Móviles era otra empresa totalmente a parte, yo no tenía idea del asunto, y además entonces solo existía el estandar GSM.

Bien, a partir de ahora voy a utilizar la nomenclatura 2G, 3G y 4G, como si supiera de que va la cosa. No lo sabía, pero a raíz de todo lo que ha ocurrido ahora se algo más. Si lo hubiera sabido antes no hubiera actuado como lo hice y me hubiera ahorrado comprar un teléfono nuevo totalmente inservible.

Como os decía vino un técnico a casa y el diagnostico fue que la estación base 2G que da servicio a mi barrio no funcionaba y que las adyacentes estaban muy distantes para mantener una comunicación limpia y estable en este gran “microondas” en que hemos convertido nuestros hogares y ciudades. Me dijo que crearían una incidencia interna de la red y que cuando estuviera solucionada me avisarían y harían comprobaciones conmigo y por el barrio.

Pasaban los días y nadie me decía nada. Reclamé información un par de veces y al final me llamó alguien de conservación de móviles y me dijo más o menos lo siguiente: “la estación base 2G que da servicio a su zona está definitivamente muerta, y como la tecnología 2G es obsoleta Telefónica ni la va a arreglar ni la va a reponer. Si quiere seguir manteniendo el servicio de telefonía móvil dispone de las redes 3G y 4G y un montón de tiendas donde poder comprar nuevos móviles. La red 2G se mantendrá viva mientras dure, pero se irá muriendo de muerte natural cuando lo hagan sus componentes uno a uno”.

Pues eso, ya está. Tengo dos teléfonos móviles viejos y uno nuevo perfectamente inútiles por obra y gracia de la obsolescencia tecnológica y de la falta de información al pueblo llano.

Entiendo perfectamente la posición de Telefónica como empresa operadora que hace negocio. Sin embargo no abandona mi segunda neurona la idea de que un operador me estaba dando un servicio y lo ha cortado por su conveniencia de forma unilateral y sin darme alternativa. Entiendo todavía menos que en las tiendas se vendan sin el más mínimo sonrojo telefonillos que solo incluyan la tecnología 2G, y que cuando inocentemente vamos a una tienda a comprar un teléfono para gente mayor nadie nos diga nada ni nos advierta de ello. Quizás esa falta “de entendimiento” es porque precisamente soy demasiado “inocente” y no se me ha ocurrido hacer un master en telefonía móvil antes de ir a una tienda a comprar un teléfono móvil. Efectivamente, mi nuevo y flamante telefonillo Alcatel 2051D es solo 2G, y por lo tanto absolutamente inutil en mi casa y alrededores.

¿ Y por qué nadie más que yo se ha quejado ? Pues seguramente porque nadie más que yo utiliza la red 2G, al menos en mi zona.

Todos los teléfonos actuales tienen en sus tripas las tecnologías 4G, 3G y 2G. De lo que explico a continuación no estoy nada seguro, pero me parece que la cosa va más o menos así:

Cuando un telefonillo se enciende el telefonista enanito que hay dentro empieza a buscar señales. Si encuentra una red 4G a tiro, se conecta a ella empezando por la banda de frecuencias más alta (la de celdas más pequeñas y mayor capilaridad) y acabando por la más baja (celdas más grandes y menor capilaridad). Si no encuentra nada en 4G pasa a buscar en 3G y hace lo mismo y de la misma manera. Y solo si no encuentra nada en 4G ni en 3G, entonces pasa a buscar la red 2G, que es la red más amplia y extensa por ser la más antigua. En una gran ciudad el despliegue 3G es total y el 4G casi también, por eso nadie más que yo (o casi) utiliza el 2G y si se estropea no le importa a nadie.

Moraleja en plan “aviso a navegantes”: si os veis en la necesidad de comprar un teléfono de filosofía antigua para personas mayores aseguraos de que por lo menos es 3G.

Bueno, y llegados a este punto, me encuentro sin teléfono móvil y me veo en la necesidad de comprar un par nuevos, como si los regalaran. Aquí empieza el drama: ¿ Que hago ?

  • ¿ Me compro dos teléfonos 3G con filosofía antigua solo para hablar como hasta ahora ? Funciono con tarjeta prepago, no tengo ni necesito acceso a internet, así que ya tendría suficiente. La ventaja es que son baratos, al menos bastante más baratos que cualquier “smartphone” aunque sea de una segunda marca y de nivel de iniciación. Pero, ¿ cuanto durará el 3G ?
  • ¿ O para que me dure un poco más me compro un smartphone actual 4G, 3G y 2G en previsión de si en el futuro me tienta eso de estar conectado a internet las “36 horas” del día en todo tiempo y lugar ? Aquí empieza otro pequeño drama que es doble:
    • Subdrama 1: dejando aparte las salvajadas de precios que algunos fabricantes se empeñan en cobrar por sus “Flagships”, cualquier smartphone sencillito no baja de los 300 euros, y necesito dos. Eso es 6 veces más de lo que me costarían dos telefonillos de filosofía antigua.
    • Subdrama 2: yo no me veo, ni quiero, ni estaría a gusto yendo por la calle con un ladrillo en la mano, o delante de la boca, o pegado a la oreja y en posición horizontal (la última moda), ladrillo que tendría mucha dificultad para guardar en un bolsillo del pantalón o la camisa. Pues bien, ya no hay smartphones de 4″ (que son los que miden de 12,5 cm de largo, el máximo de lo tolerable). Tan solo está el obsoleto iPhone SE, que por muy obsoleto que esté cuesta algo más de 300 euros. Si lo puedo evitar yo no quiero un iPhone ni de lejos, con su iTunes y su iCloud para hacer cualquier cosa. No puedo con la filosofía Apple, es superior a mis fuerzas.

¿ A nadie se le ha ocurrido ni se le va a ocurrir hacer un móvil 4G, 3G y 2G solo para hablar y en todo caso enviar algún “whatsapp” pero que sea fácil de manejar, pequeño y a un precio pagable ? ¿ Que pasará cuando la red 2G se haya muerto del todo o tenga mas agujeros que un gruyere ? ¿ Estoy obligado a comprar algo mucho más caro, que no necesito, que no me convence y con lo que no voy a esar a gusto ?

Bien, prometí que sería breve, así que lo voy a dejar aquí. Así estamos y así me véis, utilizando el poco tiempo que me deja el blog para buscar algún teléfono que “me cuadre” en prestaciones, tamaño y precio. Bueno, y también estoy esperando a que me contesten a una reclamación por escrito que he enviado a Telefónica al apartado de correos 151.124 de Madrid, único punto de entrada que he conseguido encontrar para hablar con mi antigua empresa. Puedo esperar sentado, ¿ verdad ? No, no, el 1004 y la WEB de Movistar tienen unos robots disuasorios, unos agentes, unos algoritmos y unos menús que hacen imposible plantear ni remotamente algo parecido a una reclamación por suspensión unilateral de servicio.

Si esto tiene un final, prometo contároslo.

Adolfo

Barcelona, 22 de enero de 2019

adolfo

9 comentarios

    • Gracias Íñigo, no lo conocía y al decirme tu esto me he acercado a un Fnac cerca de casa y lo he mirado. Es mucho más pequeño de lo que parece y la curvatura es muy leve, por lo que no resulta un problema para guardarlo. El problema grave que le he visto es el tamaño de las teclas y cursores. Son tan pequeñas que es dificil acertar si no tienes los dedos finos como un niño de 5 años. En los números puede pasar, pero como no tiene la pantalla táctil acertar con los cursores se me entoja un verdadero problema. Lástima porque tenía de todo, incluso whatsapp en la última versión de su especialísimo Sistema Operativo, y además no era caro, unos 80 euros. Lo pongo en cartera a la espera de seguir buscando un poco más.

      Gracias otra vez.

  1. Al padre de mi mujer, recién cumplidos 90 años, le hemos regalado un smart phone táctil, solo usa el teléfono normal y WApp para hablar con nosotros ya que se encuentra en otro país. El resto de aplicaciones se leas hemos guardado en una carpeta a parte. Esta feliz.
    Adolfo, entiendo y comparto tu enfado, pero como me dijo un día un amigo, al explicarle un problema con la misma compañía que ahora te lo causa a ti, o reaccionas o te haces daño a ti mismo, porque a Telefónica, tus problemas la traen al fresco.

  2. Adolfo, tienes móviles muuuuy apañados por menos de 200€ (yo tengo un Xiaomi que me costó unos 200 y me sobra teléfono).

  3. Y parafraseando tu artículo del día 14, los tiempos han cambiado.
    Considérate afortunado de haber evitado la obsolescencia programada de vuestros Nokia durante tantos años Ole tus webs!!!
    Nota tonta, que alguien me corrija si no, pero creo que en Barcelona tenemos una tienda Xiaomi en la Maquinista.

    • Si, y creo que hay otra en Gran Vía 2, pero me ha dicho mi hija que ahí solo tienen los modelos más grandes que son los más espectaculares. Yo quiero justamente lo contrario, y además tengo el problema de que estoy un poco bastante sordo, así que me encantaría oirlo antes de comprarlo, tarea desde luego imposible. No, no lo tengo fácil, y además tengo que comprar dos, una para mi mujer y otro para mi. Movistar nos ha fastidiado a los dos.

  4. Adolfo y Javier, un par de ejemplos.
    Por 104€ tienes éste en Amazon:
    Xiaomi Redmi 6A

    Y este por unos 150€:
    Xiaomi Mi A2 Lite

    Y no, no trabajo para Xiaomi. 😉

    Suerte compañero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.