0

Iker Morán echa mano a una Yashica Y35, la saca a pasear, y nos cuenta su experiencia a la que ha sobrevivido

– pues eso –

No pienso hacer ni el más mínimo comentario para no privaros ni un ápice de emoción. Solo os daré una pista: no, no ha acabado en el fondo del río ni en la hoguera, ¿ oído cocina ?

adolfo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.