– apocalipsis now –

El supergurú supernikonista, o sea el bueno de Thom, no ha tenido que utilizar ni el 1% de su enorme coeficiente intelectual para constatar, a la vista de la gráfica de la imagen ilustrativa, que el mercado de las DSLR está en declive. Incluso un político se hubiera dado cuenta.

La pregunta es mucho más compleja y parte de la base de que el mercado fotográfico ha ido evolucionando a lo largo de los tiempos desde que empezó la era digital y quien más quien menos quiso tener una cámara. Eso produjo un boom un tanto artificial que ha sido multiplicado exponencialmente en la era telefonillera “smartphoniana”.

Yo me haría las siguientes preguntas que naturalmente no se contestar, bueno, al menos mi timidez natural me lo impide pues no me considero en posesión de ninguna verdad, ni humana, ni divina, ni por supuesto política.

  • ¿ El mercado fotográfico se está hundiendo, o solo está volviendo a su situación de estabilidad normal ?
  • Está claro que baja la venta de DSLR, cosa normal tras la irrupción de las “mirrorless”: hay muchos actores, formatos y propuestas en este mercado. la cosa es
    • ¿ La venta de “mirrorless” compensa la caída de DSLR o globalmente todo baja ?
    • ¿ Los usuarios de DSLR’s y cristalería hemos pasado ya al estado de obsolescencia sin esperanza ?
  • ¿ Quien se lleva, pues, cada parte del pastel, y en que proporción y segmento ?
  • ¿ Como se puede correlacionar esto con la venta telefonillera, sobre todo en telefonillos de alta gama con capacidades fotográficas serias ?

Desde luego si hay alguien en el mundo que pueda tener acceso a todos los datos de venta de todos los mercados y sectores del mundillo fotográfico tiene entretenimiento asegurado por un buen rato y ya puede ir comprando una caja de rotuladores de colores pues los va a gastar todos pintando gráficas.

Si os atrevéis a sacar conclusiones, no os cortéis ni un pelo.

Pero en realidad todo lo anterior son trivialidades y palidecen ante la gran pregunta, la pregunta trascendental que todos nos estamos haciendo en estos momentos, la pregunta que debería provocar manifestaciones multitudinarias en todos los orbes, urbes, megaciudades, ciudades, pueblos, villas, villorrios y pedanías a lo largo y ancho de este mundo, pregunta que no es otra que esta:

¿ Fabricará por fin el Sr.Canon un flamante EF 24-70F2,8L III ó IS con calidad “summa cum laude 5 jotas” y con el campo de enfoque más plano que una lámina de grafeno planchada al vapor antes de que la vorágine mirrolessiana se lo lleve todo por delante ? Es el objetivo que yo necesito y es el objetivo que yo ya tenía hasta que me di cuenta de que estaba un poco torcido, se me ocurrió cambiarlo, y ahí empezó todo mi calvario.

¿ Es o no es una pregunta vital ? Pues eso, ya lo decía yo: Primum philosophari, deinde vivere, ¿ o no era exactamente así ?

Es inevitable invocar aquí las sagradas palabras que ya hace muchos años pronunció mi amigo el sabio.

No preguntes por saber,
que el tiempo te lo dirá,
que no hay cosa más bonita,
que saber sin preguntar.

Amén.

Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.