“S” de “superior”, of course.

Pues eso, DxO Mark, después de haber resucitado de sus cenizas con sus análisis “telefonilleros” y “camareros”, ahora resucita también sus análisis cristaleros y el protagonista de esa resurrección es el nuevo 50mm para el sistema Nikon Z.

Sabemos que estos análisis cristaleros, por muy rigurosos que sean, son de los más críptico y prácticamente solo tienen valor si los comparamos con otros análisis suyos propios de otra cristalería, pues la jerga y las tablas que utilizan solo las entienden ellos (eso es muy propio de La France). Aún así tampoco os hará ningún daño echarle un vistazo.

Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.