0

Germán Pierre re-revisa al Sigma 24-70mmF2,8 DG OS HSM Art esta vez delante de una Nikon Z.

Bien, ma non troppo.

Lo cual supone una exigencia mucho mayor, naturalmente.

Veréis que en el centro es excelente, aunque en las esquinas es otra cosa. También veréis, como suele suceder en estos zoom’s, que el angular es mucho mejor que el tele.

Lo dicho, porque lo he dicho muchas veces, hacer un 24-70F2,8 debe ser muy, pero que muy difícil, porque no hay manera de que salga ninguno “summa cum laude.

Mire Sr.Canon, le voy a liberar de su compromiso conmigo. Ya sabe Vd. que me debe un EF 24-70F2,8L III. Pues bien, le voy a liberar de esa tortura. Como yo soy paisajista no necesito para nada el F2,8. Le voy a pedir en su lugar un F4, eso si, le pido una nitidez Zeiss Otus en todo su rango focal, con una caída muy moderada centro esquina, sin aberraciones cromáticas, con un viñeteo controlado, con aberraciones geométricas muy contenidas y por supuesto con un campo de enfoque absoluta y totalmente plano. ¿ No me dirá que no se lo pongo fácil, no ? Viene a ser como el EF 24-70F4L IS que uso ahora, pero mucho mejor ópticamente e infinitamente mejor mecánicamente. Sencillo, ¿ no ? Olvídese por un momento de que tiene un sistema EOS-R y hágame ese favor. Voy ahora mismo a por una silla para esperar detrás de la puerta a que venga el mensajero a traérmelo. Ya está tardando mucho. Oiga, y si no le sale , ¿ por qué no invita a comer al Sr.Zeiss Otus y al Sr.Sony GMaster, y en los postres, con el café y la copa, en una servilleta seguro que les sale un diseño chulo. Venga, hombre.

adolfo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.