¿ Ya era ora, o no hacía falta ?

Plantearemos este sesudo ensayo poético mediante el clásico esquema de planteamiento, nudo y desenlace, como un juego de pistas que os permitirá haceros una idea del asunto:

  • Planteamiento:

Apple se ha dado cuenta de que no puede –o, mejor dicho, no le conviene– seguir manteniendo la misma plataforma para sus iPhones que para sus iPads. Estos últimos, con una pantalla bastante más grande y con todavía mayor potencia, están capacitados para realizar tareas que pueden sustituir a la que hacemos habitualmente con muchos ordenadores portátiles.

  • Nudo:

Tim Cook se ha comprado en la rebajas de Amazon un látigo de siete e-puntas y se ha dedicado a fustigar a sus desarrolladores softwarianos para que le hicieran un nuevo Sistema Operativo para los iPads.

  • Desenlace:

La nueva criatura se llama, bueno, se llamará porque aún la están peinado, iPadOS. El bueno de Tim asegura con la mano en la Biblia de Trump que si bien a muchos les podría parecer un simple cambio de nombre, en realidad se trata de un movimiento mucho más profundo que esto.

¿ Pero, qué supone exactamente este cambio ? Comiéndoos las uñas hasta los codos como os supongo en la web de Apple ya podemos ver un borrador de un esbozo de un amago de lo que acabará siendo.

Desesperados por saber más, razón en:

Bueno, venga, y ya de paso, por gentileza de Photolari: todo lo que siempre has querido saber del iOS13 pero no nunca te has atrevido a preguntar.

Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.