El bueno de Thom recibiendo su merecido por publicar dos artículos el mismo día. Tal densidad de aridez es insoportable.

De verdad que lo siento. Se que esta breve nota roza el umbral de la crueldad. Si soportar uno de los aridísimos análisis del supergurú Thom Hogan es una tortura, soportar dos tiene que dar derecho a Indulgencia Plenaria preventiva y no revisable.

Pero es lo que hay. Hoy el bueno de Thom ha publicado sendos análisis cristaleros de la serie Z: el Nikon 14-30mmF4 S y el Nikon 24-70mmF2.8 S, y como dice algunas cosas feas de ellos (aberraciones cromáticas) es bueno que, sobre todo los que estéis interesados, le echéis un minucioso vistazo.

Yo os lo intento poner fácil con las versiones para ilustrados y para incultos. Espero que os ayude:

Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.