0

Ostras, pues si más no el resultado es muy curioso e impactante.

Jo, que cosas.

Lástima que haya que jugarse la vida para conseguirlo. Bueno, siempre se puede recurrir a un Sherpa, o quizás poner un sillón en la cumbre y enseñárselo a un político, no se, es cuestión de creatividad.

¿ Que de que va la cosa ?, pues de pintar con luz, pero sufriendo.

adolfo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.