1

¿ Qué se puede hacer en el lugar preciso y en el momento adecuado con un dron ?: descúbrelo aquí.

– no somos nada –

La ausencia total de noticias hasta que Sony haga algo hoy a las 4 de la tarde en España y otro algo y presente alguna cosilla del mundo Alfa, me obliga a distraeros con alguna que otra cosilla.

Esta me ha parecido curiosa y lo único que me gustaría añadir es que no me hubiera importado estar allí. Yo solo he presenciado tres eclipses solares y todos parciales, pero debo decir que uno que en Barcelona solo llegó al 50% ya me pareció impresionante

Así lo presenta Dpreview en versión DeepL, que es otro traductor que dicen es más natural que Google.

Estar en el lugar correcto, en el momento correcto, con el equipo adecuado es todo cuando se trata de capturar un fenómeno desde una perspectiva única. El fotógrafo y astrónomo Matt Robinson se encontraba en Chile el 2 de julio, donde ocurrió el único eclipse solar total de 2019. Robinson creó un hiperlapso del evento usando su avión teledirigido DJI Mavic 2 Pro.

No estaba seguro de si iba a funcionar, pero no quería usarlo manualmente porque quería ver lo que era mi primer eclipse”, dijo Robinson a PetaPixel. Alrededor de 10 minutos antes de la totalidad, el avión teledirigido fue enviado por encima de nuestro campamento y programado para volar a lo largo y por encima del espectacular Valle de Elqui en Chile”. Robinson dijo: “Me quedé allí con las manos en la cabeza, con la boca abierta hacia lo que parecía un portal a otra dimensión que se abría justo encima del horizonte”.

El Mavic 2 Pro y el Zoom, lanzados a finales de 2018, son los primeros drones DJI que incorporan el modo Hyperlapse. Esto hace que sea relativamente sencillo capturar un lapso de tiempo. Junto con la cámara Hasselblad del Mavic 2, no es de extrañar que las imágenes hayan salido bien. Había capturado la sombra de la luna viajando a través del valle y justo sobre nosotros”, dijo Robinson.

Notas tontas:

  • Si la Luna fuera más grande la fase de totalidad de un eclipse solar duraría más y la franja visible sería más ancha. Pero entonces la Tierra y la Luna formarían un sistema binario y girarían una alrededor de la otra. Habría unas mareas de tres mil pares de narices y sería un fastidio.
  • Si el sol estuviera más alejado también pasaría lo mismo, pero entonces la Tierra estaría ultracongelada y no habría nadie para contemplar el eclipse. Eso también sería un fastidio, pero nadie lo notaría.
  • Habrá pues que aguantarse y, o desplazarse al sitio y lugar apropiado en el momento preciso, o verlo por la tele o por internet, o pasar olímpicamente de esos temas mundanos y concentrase absolutamente en los temas importantes como, por ejemplo, seguir el apasionante culebrón de desencuentros entre nuestros políticos que son incapaces de hacer caso a lo que la gente ya ha votado.

Consejos más tontos aún:

Hace ya un tiempo yo escribí esto: así he visto yo los tres eclipses que he visto y la verdad es que es muy chulo.

adolfo

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.