0

Las luces del lado oscuro: un divertido tutorial que solo sirve para un domingo veraniego.

Yo no soy tu padre

Podría haberlo titulado: “El juego de las luces y las sombras”, pero aunque hubiera sido más realista habría tenido menos gracia.

Ostras, pues la cosa puede dar su juego. A mi, salvo la clásica imagen de un autorretrato con el sol detrás, no se me había ocurrido jugar con la potencial creatividad del “lado oscuro”.

Cuatro minutos y medio no van a cansar a nadie.

adolfo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.