3

Me pido una comparación sesuda y rigurosa de los tres 24-70F2,8 para las Sony E y las Lumix S.

Arrepentíos fabricantes: la venganza será terrible.

Es muy sencillo. Aquí detallo los pasos del proceso:

  • Se trata de coger el Sigma 24-70mm F2.8 DG DN Art y ponerlo delante de una Sony A7R III
  • Se trata de coger el mismo Sigma 24-70mm F2.8 DG DN Art y ponerlo delante de una Lumix S1R
  • Se trata de coger el Sony FE 24-70 mm F2,8 GMaster Art y ponerlo delante de una Sony A7R III
  • Se trata de coger el Lumix S Pro 24-70 mm f/2.8 y ponerlo delante de una Lumix S1R
  • Se trata después de hacer un montón de sesudas y rigurosas pruebas redactando finalmente una conclusión sesuda y rigurosa.
  • Se trata finalmente de coger el mejor de todos, “desabombarle” un poco la última lente de la pupila de salida para adaptarlo a la distancia de registro de la montura Canon EF, cambiar algunos transistores de los chips que hay dentro para que se entienda con la susodicha montura, y como colofón grabarle en el barrilete el logo EF 24-70F2,8L ADB, et voilà. No es tan difícil, ¿ no ?

Aqui dejo el desafío que es un verdadero reto.

Nota tonta: efectivamente, después del análisis de la curvatura espacio-tiempo en el Canon EF 24-70F2,8L II que se ha marcado esta mañana el Sr.Roger Cicala: Ftc 6-11-2019, mi grado de neurosis desquiciante ha subido un par de ordenes de magnitud, por lo menos, y se sitúa claramente en la zona roja: soy un arma letal imprevisible.

adolfo

3 comentarios

  1. Bueno, y ya Puestos a pedir. Me gustaría ver el resultado de los 24-105mm de ambas marcas puestos en una Sony/ Nikon. De poder ser en ésta última, sobre todo con el Panasonic, que creo que todavía no se ha sacado adaptador. Para el Sony, ya hay adaptador ( solo para Nikon, creo.

  2. Yo creo que van a estar tan cerca unos de otros, que las diferencias van a estar más en la variación copia a copia que en el diseño de la lente en sí. Lo que pasa es que los analistas reciben copias “gold” con las que hacen sus análisis, y luego llegamos los demás, personas mundanas, y nos toca uno un poco descentrado, con una esquina menos nítida, con el campo de enfoque inclinado, etc.

    • Jejejjj 🙂 . Eso no es nuevo. En 1982, andaba yo a la sazón, con una Pentax Mx, con la cual me vino un 50mm M 1/4 que parecía un culo de vaso. Se lo llevé al “tendero” y le dije que madrugara lo tirara, pero donde nadie lo viera 🙂 . Y que me diera otro. ese si dio el resultado que yo esperaba de esas ópticas. Tuve la K2, Program A, Super A, y ME Super. Hasta que empezaron a fabricar las series A…… ( la mayoría, porquería), y ´me deshice de ellas, seguí con mis Konicas ( a Nikon no había coj..s de arrimarse por aquellos entonces), T3N, Y T4 del 77/78, y un buen plantel de ópticas que tengo de ellas, originales para cuando me da por darle a la ampliadora en B/N, y color algunas veces, que hay buenos laboratorios de fotografía aún, pocos, pero los hay.

      Veo que en la actualidad, la cosa de entregar ópticas que estén bien, sigue siendo cosa de suerte…….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.