3

El planchado con Photoshop: un tutorial divertido.

– por alusiones –

Acabo de volver de ir a votar. Os puedo confirmar que no hay papeletas negras (para votar en negro), ni papeletas blancas (para votar en blanco). Tampoco había ni cerillas (para incendiar todas las papeletas), ni libro de reclamaciones (para denunciar a todos los políticos).

Sin embargo he tenido una revelación. Justo encima y en medio de la urna amarilla y blanca se ha materializado como en un holograma tridimensional que ardía si extinguirse mi querida Madre del Amor Hermoso y me ha dicho algo así:

Bienaventurado seas mi querido Adolfo pues estás contribuyendo a que esta noche sea la noche de la concertación y del arrepentimiento: los políticos de todos los colores purgarán sus errores pasados y verán la manera más justa y equitativa, sin vencedores ni derrotados, de encajar todas las Españas, y los verdaderos mandamases del cotarro, los poderes económicos, se arrepentirán de sus pecados y entenderán por fin que un sistema basado en el crecimiento infinito en un mundo finito sistema es un sistema suicida e inviable y que la mejor manera emplear los dineros es socializarlos para que todo el mundo tenga un trabajo o una pensión digna que le permita tener una vivienda digna, la posibilidad de tener hijos, y un plan de vida igualmente digno.

Yo, ante el asombro de una aparición tan sobrenatural y la proliferación de extrañas palabras como justo, equitativo y digno, ya desterradas del acerbo popular, solo he podido articular las siguientes emocionadas palabras: pero mi querida madre, ¿ qué has bebido ? Dicho lo cual la aparición se ha disuelto en el aire tal como había aparecido. Debí de poner una cara rara pues todo el mundo me miraba extrañado e incluso la pareja de Mossos d’Escuadra se acercó para preguntarme si me encontraba bien. De ello deduje que nadie más la había visto, con lo cual argumenté que tenía un resfriado tremendo y me había dado como un pequeño desmayo, pero que ya estaba bien. Me vine a casa y os lo acabo de contar.

Para disfrazar este introito totalmente prescindible que finalmente no se si ha pasado o ha sido pura imaginación, cambio totalmente de tema y os cuento las “artes del planchado natural” con Photoshop.

  • Es un tutorial de Fernando Sánchez en Xatakafoto

adolfo

3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.