1

De cómo Iker y Álvaro juegan en la playa con la minimaquina voladora de DJI: toda una experiencia

¿ Será un mosquito, será un avión ?, no, es un dron. Jo, pero que ripio más malo.

Vamos a ver, si tu fueras el dúo dinámico, ¿ donde te irías a probar una mini máquina voladora de esas que fabrica el dueño de Hassel ?

Pues la respuesta es inmediata: a cualquier lugar exótico a lo largo y ancho de este mundo pero lo más lejos posible de Barcelona: Nueva Zelanda, Japón, China, Malasia o Vladivostok (grabando en un solo plano secuenca la ruta completa del transiberiano, claro).

Vamos a ver, si tu fueras el dúo dinámico, y tuvieras el presupuesto muy ajustado, ¿ donde te irías a probar una mini máquina voladora de esas que fabrica el dueño de Hassel ?

Pues la respuesta es inmediata: a cualquier lugar exótico pero muy cerquita de Barcelona, por ejemplo a la playa de San Pol de Mar, en la costa de El Maresme en Barcelona.

Hay señor, porca miseria.

15 minutos de altura.

adolfo

Un comentario

  1. Con el tema de permisos, veo que sigue habiendo mucho lio. Cuando la ley dice -uso particular- entre otras limitaciones, es que no se puede monetizar las tomas, por irrisorios que sean los beneficios, subir a una web con fines comerciales las tomas de un dron, se considera con fines profesionales, por este motivo, los youtubers españoles que no tienen licencia y que hacen pruebas de drones salen al extranjero, en países donde no hay tantas restricciones, si lo hiciesen en España, sin tener licencia, se arriesgarían a una multa bastante gorda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.