0

Röth & Myers: a mi, que un día fui audiófilo, este trasto me ha gustado.

¿ A que es elegante ?

No se que calidad tendrá, pero, ¿ sabéis en que se nota que tiene un diseño audiófilo ? Pues en las patas. Esas patas puntiagudas para que ninguna vibración parásita enturbie la calidad del sonido es un detalle de distinción, al igual que los contactos dorados, y el diseño minimalista de un solo botón.

Yo, al borde de Sonotone, ya hace mucho tiempo que me borré de este mundillo, pero de vez en cuando tengo algún destello evocador que me produce un fuerte ataque de nostalgia, como ahora mismo, precisamente.

adolfo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.