0

Despanzurramiento controlado del Nikon Z 24-70mm f / 2.8 S: patólogo forense Roger Cicala (The Sadistic Joker)

Con esta lente, un poco “apañá”, todo arreglado.

Pues nada, simplemente eso. Como diría Ferrán Adriá, se trata de la “deconstrucción” de un objetivo que hasta ese momento funcionaba muy bien reducido ahora a sus componentes esenciales que así, desparramados sobre una mesa, sirven para poco más que chatarra.

Y digo yo, tirando de mis masivos conocimientos de óptica cuántica, oiga, ya puestos, si a esa última lente la limamos un poco y la hacemos menos redondeada para alargar su distancia focal, no podríamos conseguir el anhelado 24-70F2,8 para DSLR.

Fijaros si os lo pongo fácil Sres. Fabricantes. Basta que diseñéis el más perfecto posible 24-70 para “mirrorless” y le cambiéis la lente trasera. Si no lo hacéis es solo para hacerme daño, y en ese caso debéis temerme. La venganza será terrible.

Como siempre, aprensivos, abstenerse: guantes, gorros, protector bucal, y al quirófano.

adolfo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.