0

LensTip renace de su letargo navideño con el análisis del Sigma 24–70 mm f / 2.8 DG DN Art y ……. podría haber salido mejor.

¿ normalillo, bueno, excepcional, o sublime ?

Los impresentables chicos de LensTip rivalizan con sus Señorías, y ahora os lo explico.

Después de un letargo vacacional por los fiestorros navideños han tardado casi todo el mes de enero en ponerse en marcha y solo hoy despiertan de su letargo  y publican el análisis del cristalito Sigma 24-70 mm f / 2.8 DG DN Art, que es el zoom universal fetiche esta vez para cámaras mirrorless.

Ya sabéis que lo mío con los 24-70 supera la obsesión paranoide y por ello me duele en el alma contaros que este cristalito, a pesar de ser para “mirrorlees” con todo lo que ello comporta, dista mucho de acercarse a la perfección que yo anhelo. Ciertamente los 24-70 no son el punto fuerte del bueno de Kazuto Yamaki, y es una verdadera pena pues estaba yo a punto de hacerle el encargo del siglo.

Queda claro que su mejor argumento de venta es el precio: 1.100 dólares, lo cual está muy bien pero no dice mucho en su favor, y yo puedo prometer y prometo que pagaría hasta el doble si apareciera un EF 24-70F2,8-4L patísima negra que me hiciera feliz.

Cada vez meo más claro dos cosas:

7.500 millones de personas lo esperan anhelantes.

  • Cosa 1: hacer un 24-70 pata negra es una verdadera proeza.
  • Cosa 2. Es absolutamente necesario, imprescindible, justo y necesario que los principales fabricantes cristaleros se unan en una “Joint-Venture” coyuntural que permita diseñar el objetivo zoom más universal entre los universales que roce la perfección para sacarlo al mercado en todas las monturas y pueda colmar así las aspiraciones de por lo menos de 7.500 millones de personas. Después de ello ya pueden disolverse y continuar con sus luchas intestinas. A ver, ¿ quien no está de acuerdo ?, nadie, ¿ no ?, ya decía yo.

No tiene que ser tan difícil, si prácticamente ya está hecho. Sería como el de la imagen ilustrativa. Ahora solo hay que llenarlo.

En fin, que con el corazón en la garganta de puro llanto desolado, os pongo aquí el google apartado habitual de conclusión.

Pros:

  • Carcasa muy sólida y resistente a la intemperie.
  • excelente calidad de imagen en el centro del cuadro,
  • buena calidad de imagen en el borde de APS-C,
  • calidad de imagen aceptable en el borde del fotograma completo,
  • baja aberración cromática lateral,
  • astigmatismo insignificante,
  • viñeteado bajo en el sensor APS-C / DX,
  • enfoque automático rápido, silencioso y preciso,
  • Muy buen rendimiento contra la luz brillante.

Contras:

  • distorsión muy alta que, además, en la distancia focal más corta, muestra deformaciones significativas del bigote,
  • una aberración esférica demasiado alta a 70 mm,
  • notable aberración cromática longitudinal a 70 mm,
  • viñetas monstruosas en fotograma completo.

La Sigma A 24–70 mm f / 2.8 DG DN es una lente bien montada, nítida prácticamente en todas las longitudes focales y el rango de apertura. Los resultados de sus pruebas, sin embargo, nos dejan un poco insatisfechos. Incluso la mera relación entre pros y contras es más alta que en el caso de otros instrumentos Sigma, probados recientemente por nosotros. Aún así, el número de fallas no es tan discordante como su intensidad: aquí se trata con niveles de distorsión y viñetas realmente desagradables. La explicación de que estas dos aberraciones se pueden corregir fácilmente con la ayuda de un software que no encuentro especialmente convincente. Prefiero que los especialistas en óptica se esfuercen más y corrijan al menos algunos de ellos con un sistema óptico, sin dejar todo el trabajo al software. Además, la presencia de aberración cromática longitudinal, con tantos elementos de baja dispersión en el interior, fue una sorpresa bastante desagradable.

  • Aún así, en comparación con la versión de cámara réflex, este objetivo también tiene algunos activos.Es físicamente más liviano, un poco más delgado y, lo que es interesante, más barato, porque su precio sugerido es de casi $ 1100.La versión de cámara réflex de este objetivo, presente en el mercado desde hace casi dos años, es $ 20 más barata.
  • La lente probada tiene un serio rival en la forma del Tamron 28-75 mm f / 2.8 Di III RXD, un instrumento $ 220 más barato.Por supuesto, Sigma todavía le ofrece una distancia focal de 24 mm, una característica importante y un rendimiento significativamente mejor en el borde del marco; para muchos clientes potenciales, estos serán dos grandes puntos de venta.Por cierto, nosotros, los clientes, deberíamos disfrutar el hecho de que, aparte de los costosos productos de marca (¡después de todo, el Sony FE 24-70 mm f / 2.8 GM cuesta casi $ 2200!) Tenemos la oportunidad de comprar productos bastante buenos de terceros. productores de fiestas en este segmento.

La verdad de la vida y todas las respuestas que ansiáis las encontraréis aquí:

Para cultos:

Para incultos:

adolfo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.