9

Dpreview: análisis de Capture One 20 y somera comparación con Lighroom

– logo –

Los que saben dicen que claramente Capture One es el mejor revelador RAW que existe, y como yo no se nada del asunto no voy a comentar nada más. Bastante tengo con luchar con Camera RAW para adecentar mis mediocre fotos.

Lo que si voy a poner aquí es la google conclusión del análisis que acaba de publicar un tal Mike Tomkins en Dpreview, dejando al agudo lector valorar cuanto hay en ello de verdad de la buena y cuanto de Publireportaje. ¿ Pero por qué será tan mal pensado ?

Conclusión

Aunque no es la actualización más importante que podría implicar el salto en el número de versión, Capture One 20 continúa evolucionando en la dirección correcta, con una notable mejora en la accesibilidad para los nuevos usuarios y una mejor calidad de imagen para arrancar. Si está buscando una alternativa a Lightroom, hay bastantes aplicaciones para elegir en estos días, pero gracias a la buena calidad de imagen y algunas herramientas muy intuitivas, Capture One definitivamente debería estar en su lista de favoritos.

Si bien creo que los precios actualmente son un poco elevados, definitivamente aplaudo la decisión de Phase One de permitir que los usuarios decidan por sí mismos si prefieren una suscripción continua o una tarifa única para su software. Realmente, mis mayores preocupaciones en comparación con el producto de Adobe son dobles: el soporte más limitado para cámaras de gama baja, más antiguas o menos populares, y un nivel notablemente más bajo de rendimiento cuando se procesan vistas previas de imágenes y versiones finales por igual.

La Fase Uno merece elogios por permitir que sus usuarios decidan si prefieren una suscripción continua o una licencia perpetua

La mayoría de los usuarios querrán comprar la versión Pro de Capture One 20 , que tiene un precio de $ 299 por una licencia perpetua, $ 180 / año por una suscripción prepaga, $ 20 / mes con un contrato anual o $ 24 / mes sin el contrato. Los clientes que hayan comprado Capture One 12 después del 25 de octubre de 2019 pueden actualizar de forma gratuita . Las versiones Enterprise y Cultural Heritage también están disponibles, destinadas al estudio y al uso de la biblioteca / museo respectivamente.

Si solo planea usar cámaras Fujifilm o Sony, puede comprar las versiones Capture One Fujifilm o Capture One Sony que dejan de ser compatibles con otras marcas y tienen un precio de $ 129 (perpetuo), $ 99 (prepago anual), $ 10 (anual, pagado mensualmente) o $ 16 (mensual). Los usuarios de estas dos marcas también pueden optar por el Capture One Express gratuito, que tiene algunas características eliminadas como se señala en el sitio de Phase One.

Lo que nos gusta:

  • Gran calidad de imagen.
  • Interfaz de usuario no modal
  • Menos intimidante para los nuevos usuarios.
  • IU extremadamente personalizable
  • Edición intuitiva por color con Basic Color Editor
  • Mejoras en la reducción de ruido, HDR y herramientas de recorte
  • Disparo atado para muchos modelos de cámara
  • Una opción de suscripción continua o licencia perpetua

Lo que no nos gusta tanto:

  • Rendimiento notablemente retrasado Adobe Lightroom Classic
  • Precio superior al promedio, tanto por suscripción como perpetuo
  • Soporte de cámara y lente más limitado que algunos rivales

¿Para quién es?

Fotógrafos entusiastas y profesionales que desean una herramienta de imagen centrada principalmente en la gestión, selección y edición, y que utilizan principalmente marcas de cámaras convencionales.

Valoración final: 9 sobre 10

Y ahora, si queréis conocer todos los entresijos del proceso que ha llevado a tan sabia conclusión, os lo voy a poner muy fácil.

Versión culta:

Versión normal:

Por cierto, Capture One 20 por dentro se llama Capture One 13, que es el que le tocaría en el orden natural de las cosas, y a veces aparece por algún lado, no os asustéis.

Nota tonta: El cielo confunda una y mil veces por toda la eternidad al que inventó el sistema de la “Insatiable Insert Coin Continously robo a mano armada”, amén.

adolfo

9 comentarios

  1. esto ya lo dije varias veces, mi experiencia con CO, es que tiene un rendimiento muy lento, respecto a otros reveladores, pero claramente superior en cuanto a funciones, posibilidades y resultados.
    En cuanto a la actualización de CO, de momento no la hice, las nuevas funciones, para el trabajo que yo hago, no me parecía que justificasen la inversión, ademas vi en foros que inicialmente daba algunos fallos, estoy seguro que de ser así, ya habrán resuelto, muy interesantes los controles de rango dinámico que antes solo acumulaban efecto, ahora también restan.
    En resumen, si tengo prisa uso Camara Raw y si tengo tiempo CO.

  2. Yo tengo una licencia perpetua, pero tras 14 años de uso y varias reinstalaciones, por averias en los ordenadores, ya no me vale y no puedo seguir usando esta licencia.
    En su dia me costó 500€, y ahora ya no puedo usar Capture One. Es un buen programa pero me siento estafado.

    • Si tienes el archivo original de instalación guardado desde hace 14 años, ¿has probado a instalarlo teniendo tu PC desconectado de internet?.
      A veces, no siempre, tienen unos “chivatos” que lo transmiten por internet a los servidores e impiden su reinstalación.

  3. ………….Después se quejan los fabricantes de que haya piratería…………..

    Yo compré por 4.300 € un programa de guiado para mi Gravostyle IS 400 que me pidieron por ella 16.000 € de nada. Era el Gravostyle 98.
    Al pasarme a Win 7 ya no me funcionaba, me dijo la casa Gravograf, que si quería seguir usándola en Win 7, tenía que apoquinar otros cuatro mil y pico € por la nueva versión, que era casi la misma, un lavado de cara de la interfaz y poco mas………… yo no digo nada que luego “to” se sabe, pero ahora estoy trabajando con dicha máquina en Win 7 (adivina adivinanza)………… y no he pagado un duro mas, ( y ni de coña vuelvo a abrir el bolsillo)………..

    • Por otro lado, en cuanto mueve una ficha Microsoft provoca el efecto dominó para intentar obligarnos a comprar todo tipo de programas porque ya no van bien con su última versión de Windows (tiempo al tiempo). Mejor aguantar con la versión de Windows que tengamos, sin actualizaciones de seguridad, y poner una vela al santo que más devoción le tengamos para que no nos entre algún “bichito”.
      Parece que están todos compinchados y como dice el refrán: “a mar revuelta ganancia de pescadores”. A mí me suceden cosas parecidas a las tuyas, pero se van a comer lo que yo y tú sabemos…….. Quieren obligarnos de alguna manera a estar a la última novedad en lo que a ellos les salga de su real gana, pero nuestros bolsillos no están para sus argucias maquiavélicas y por eso terminamos procediendo como tú dices y haces.
      Totalmente de acuerdo contigo.

  4. Convendría que alguien experto y divulgador de este software, como Hugo Rodríguez, nos aclarase eso de la “perpetuidad”, o vitalicio, que es lo mismo.
    Quizás yo esté equivocado, pero lo entiendo así, de la siguiente manera:
    Creo que la licencia perpetua se refiere a una determinada versión de Capture One y para las versiones de los Sistemas Operativos a los que esté destinada. Así, por ejemplo, supongamos que yo compro a perpetuidad la Versión 5 de C.O. y está preparada para Windows 2000, Me y XP; si yo quiero instalar ahora aquella V.5 en Windows 10, lo más probable que no vaya bien y no se me instale. Lo mismo sucedería si nos refiriéramos a las versiones correspondientes del sistema operativo Mac.
    Por consiguiente, también entiendo que si compro C.O., se refiere a la versión concreta que esté en vigor en ese momento con las actualizaciones de correcciones de errores que se lleven a cabo dentro de la vigencia de esa versión (V.5) y no a las sucesivas versiones del producto que vayan apareciendo año tras año (Vs. 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12 y 20) desde entonces, porque si no sería un gran chollo o ganga aunque cambiaran los sistemas operativos.
    El negocio comercial es el negocio comercial y, por tanto, la “pela” es la “pela”, aquí y en el lugar más recóndito del mundo.
    Repito, este asunto de la “perpetuidad” sería conveniente que nos lo aclarase lo mejor posible algún alma caritativa.

  5. Remark, te aclaro tu cuestion:
    Efectivamente, tú lo has dicho: la perpetuidad se refiere a que podrás usar esa versión en particular dentro del entorno en el que pueda funcionar (lógicamente, los sistemas operativos que existían en aquel momento), durante todo el tiempo que quieras. Exactamente igual que si te compras un cassette de música en su día, pues será tuyo a perpetuidad, y lo podrás escuchar tantas veces como quieras. Otra cosa es que quieras tener esa misma música en tu teléfono. En ese caso o bien buscar la manera de traspasarla o bien, tendrás que pagarla de nuevo en “versión teléfono”.
    Precisamente la forma de utilizar software antiguos hoy día es mediante máquinas virtuales o utilizando las funciones de compatibilidad de Windows, que hacen que hoy día se puede utilizar versiones antiguas prácticamente sin problemas.
    saludos

Responder a Carlos Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.