0

DxO Mark analiza la Sony RX100 VII, la última de la caríiiiiiiisima familia.

– el logo justiciero –

Creedme, el resumen ejecutivo que os pongo a continuación es mucho más fidedigno y representativo que toda la parafernalia de gráficos y tablas que ponen los parisinos chicos que habitan en los sótanos de la Tour Eiffel.

Es este:

Es una compacta pequeñita y cojonuda, pero a mitad de precio sería sublime. El Sr.Sony se ha vuelto loco al poner precio a todas las RX100 consiguiendo que la cámara ideal sea siempre la generación N-1.

En el improbabilísimo caso de que con esta exhaustiva explicación no hayáis tenido suficiente os puedo ofrecer la google conclusión, que es esta otra:

Conclusión

Con sensores más grandes que los que se encuentran en compactos típicos, que ofrecen una resolución de 20MP y una alta calidad de imagen con poco ruido, y con un rango dinámico cercano al de algunas cámaras de lentes intercambiables, la serie Sony Cyber-shot RX100 ha llegado a definir el compacto avanzado de un entusiasta, desde que se introdujo en 2012.

Aunque no coincide con el rendimiento de imagen excepcional de la generación anterior del sensor CMOS BSI de 1 pulgada, el sensor “apilado” recientemente desarrollado del Sony RX100 VII se acerca mucho. Con su DRAM incorporada y PDAF mejorada que brindan una serie de beneficios, junto con la función AF de seguimiento en tiempo real, parece una compensación justa. Con todo, con sus nuevas capacidades y calidad de imagen sólida, la Sony Cyber-shot DSC-RX100 VII parece uno de los compactos más atractivos disponibles.

Y si ni aún así habéis quedado complacidos, entonces ya no me queda más opción que someteros a la tortura del análisis completo.

adolfo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.