1

¿ Quien me acompaña al juzgado guardia para denunciar al Sr.Canon: asunto curvatura de campo en los 24-70mm ? – Fiscal Roger Cicala. Paranoicos, imprescindible.

No es tan difícil, en Sigma quedaría así.

Y en Canon más o menos así.

Simplemente, pero nada más ni nada menos que eso, voy a dar mayor visibilidad al comentario que me ha puesto Iñigo en el Rincon del Lector donde hace referencia al análisis que publica Roger Cicala, el amo de Lens Rentals”, sobre la curvatura de foco de los EF 24-70mm de Canon y de algún otro fabricante.

Tal como apunta Iñigo la única conclusión positiva es que Roger Cicala seguro que lee cada día Fotochismes pues comparte mi inquietud por los problemas que atenazan mi ya de por si atribulado espíritu y tiene una malsana inclinación por los 24-70 por lo menos tan paranoica como la mía.

Como he dicho en el titular veréis a continuación que las pruebas del delito son suficientes para ir en tromba al juzgado de guardia y en un juicio rápido, sumarísimo y sin ninguna garantía, condenar al reo al diseño de un EF 24-70F2,8-4L de campanillas y sobre todo libre de la descomunal curvatura de foco que yo he denunciado aquí hasta desgañitarme cual voz que clama en el desierto.

1.- Hechos probados:

Yo tuve un EF 24-70F2,8L II y estaba muy contento con él. Su curvatura de foco era muy ligera y apenas no era visible ya a F5,6. Hice con él miles de fotografías y muy bien hasta que un día, casi por casualidad, me di cuenta de que no estaba perfectamente centrado. La parte derecha de la imagen salía siempre más borrosa que la parte central o izquierda. Era un descentrado muy ligero y solo me di cuenta de él al cabo de miles de fotos.

Mi paranoia hizo que lo cambiara por otro igual y ahí empezó mi ruina.

El nuevo EF 24-70F2,8L II estaba perfectamente centrado pero tenía una curvatura de foco como la de un balón de futbol. No me lo podía creer. Le dejé mi nueva cámara 5D Mark IV y el nuevo objetivo a Germán Pierre quien lo probó y constató que no me había vuelto loco. Mi nuevo y flamante EF 24-70F2,8L II te enfocaba a la vez el infinito (en el centro) y los pies (en las esquinas).

Ya no era posible recuperar mi anterior objetivo así que tanto Germán como yo pensamos en el EF 24-70F4L IS. Precisamente él estaba probando uno. Iba bien, era muy plano, y ópticamente no era un pata negra, pero no era malo. Únicamente flaqueaba en aberraciones cromáticas y mecánicamente más bien parece un juguete comprado en el Rastro. Lo probó con mi cámara, me lo recomendó, y finalmente me lo quedé y es el que tengo ahora a la espera eterna de un EF 24-70F2,8-4L IS que nunca llegará.

2.- Núcleo paranoico expositivo:

El análisis de Roger me ha producido un síncope del que aún no me he recuperado. Nada coincide con mi experiencia y eso me enloquece hasta niveles paranoides irreversibles.

Según sus sesudas mediciones la curvatura de foco del EF 24-70F2,8L II y del 24-70F4L IS no son muy diferentes y ninguna es buena.

No es eso lo que yo he notado.

  • Mi primer EF 24-70F2,8L II era excelente y solo noté que estaba ligeramente descentrado al cabo de miles de fotos. No había curvatura de foco apreciable.
  • Mi segundo EF 24-70F2,8L II nuevo de trinca mostró un campo de enfoque tremendamente curvado ya en las primeras fotos y eso me enloqueció porque no entendía nada.
  • Mi actual EF 24-70F4L IS no muestra aparentemente ningún descentrado ni tampoco una curvatura de foco grande y a partir de F5,6 no soy capaz de notar nada.

O sea, mi primer F2,8 y mi actual F4 se comportaba y comporta respectivamente razonablemente bien, sin embargo mi segundo F2,8 tenía un campo de enfoque redondo, y no era una sola unidad. Germán probó dos más y les pasaba lo mismo. ¿ Sería un lote grande en el que se les fue la mano en algo ?

3.- Moraleja:

Dejad de lado pruebas, dejad de lado los análisis. Nada sirve y todo es mentira, bueno, en realidad todo es fruto de un instante, el instante en que el objetivo, con todas sus lentes y ensamblado, ha sido fabricado. Sobre todo los zoom’s.

Lo he dicho más de una vez, pero lo reitero porque es absolutamente cierto: la compra de un objetivo es lo más parecido que existe a jugar a la ruleta rusa inversa, donde el tambor está lleno de mortíferas balas explosivas menos una que está vacía. La probabilidad de acabar desparramado por las paredes es altísima y solo si te toca “el agujero” te puedes dar con un canto en los dientes.

4.- Corolario:

¿ Por qué no me habré yo aficionado al parchís en lugar de a la fotografía ?

Hermanos todos, no hay esperanza. Las cosas son como son y como dijo un gran sabio en la remota antigüedad: “esto es lo que hay”.

5.- Documentación:

Paranoicos de primera especie:

Paranoicos de segunda especie e irrecuperables: la historia interminable:

6.- Oremos hermanos:

  • Madre del Amor Hermoso, ayúdame a llevar esta pesada cruz.
  • Madre del Amor Hermoso, ilumina al Sr.Canon.
  • Madre del Amor Hermoso, líbrame de todo mal y haz aparecer sobre una zarza que arde sin consumirse un EF 24-70F2,8-4L IS digno de ese nombre.

Amén.

7.- Agradecimientos:

Gracias Iñigo. Ahora mismo voy al médico para que me ponga en la receta electrónica Trankimazin 10mg cada tres horas y a perpetuidad. Espero que el alprazolam no lo fabriquen en China.

8.- Temas de CopyRight:

No solo no está prohibido copiar y pegar este contenido en cualquier medio oral, escrito o mímico, sino que es absolutamente deseable y aconsejable. Si el Sr.Canon es bombardeado por miles de millones de peticiones igual hasta se digna considerarlo.

9.- Bibliografía: biblioteca sabia de German Pierre

adolfo

Un comentario

  1. Con lo que me he quedado y que nunca me pare a pensar es con ese detalle que comenta sobre que los cristales que se mueven hacia adelante y hacia atrás, y que efectivamente en un zoom se encuentran en un carril cuyo movimiento permite lograr cambiar de longitud focal.

    Asi, que cuando cambiamos de longitud focal o hacemos el famoso….zoom, por supuesto van montado sobre un carril interno y en ese movimiento longitudinal también esos cristales giran en su eje como las agujas de un reloj.

    Provocando que la cosa cambie de una posición a otra, que mejore o empeore según gira sobre su eje. Tal vez, por eso, esa gran lotería que contabas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.