1

Hagan sus apuestas sobre cómo ha salido la Nikon Coolpix P950 en el análisis de Photography Blog: la Banca siempre gana.

Guapa, guapa y guapa. ¿ Pero que dices hombre ?, si es una bridge superzoom de sensor pequeño. Uy, si, boca pecadora, perdón, perdón y perdón.

La cosa google empieza así:

Anunciada a principios de 2020, la Nikon Coolpix P950 es una nueva cámara puente. Cuenta con un zoom óptico de 83x, que le brinda una enorme distancia focal de 24-2000 mm (equivalente), que es la misma longitud que su predecesor, el P900.

Esta distancia focal lo coloca por debajo de la cámara Nikon P1000, que es aún más larga, que ofrece 3000 mm (equivalente), pero sigue siendo uno de los objetivos con zoom más largos del mercado de cámaras puente.

Pero no os pienso entretener más. Os voy a poner un cuatri-resumen ejecutivo que hará inútil seguir leyendo pues la profundidad y rotundez de sus mensajes calará bien hondo en todos los miembros de la Peña que hayan osado llegar hasta aquí. Veréis.

  • Ostras, podría haber sido peor.
  • Quien mucho abarca, poco aprieta.
  • Eso de 1/2,3” es lo que tiene.
  • Lo que no puede ser no puede ser, y además es imposible.

En el improbabilísimo caso de que no hayáis quedado saciados ya de sabiduría condensada, os ofrezco los cuatro números de siempre.

  • Nota global: 7,8 sobre 10
  • Nota global sin precio: 8 sobre 10
  • Calidad de imagen: 8 sobre 10
  • Valoración final: recomendable, a secas

Y ahora ya, solo para los insaciables empedernidos e incurables, razón aquí:

Nota tonta: propongo erradicar de la tierra el palabro “bridge”. Una cámara “bridge” era una cámara puente entre el mundo compacto y el mundo DSLR/mirrorless. Uno de los pilares del puente ha desaparecido y por lo tanto este ya no puede sostenerse, o sea que ya no hay puente.

Algunos pueden pensar que el mundo compacto ha sido sustituido por el mundo telefonillero y por lo tanto volvemos a tener pilar y el puente no ha caído. Puede ser verdad, y por ello abro aquí solemnemente un concurso oposición para encontrar un palabro distinto de “bridge” que designa a una pasarela entre los telefonillos y las obsoletas DSLR o las magníficas “mirrorless”.

Hagan juego señoras y caballeros.

adolfo

Un comentario

  1. Yo las llamaría: “Ni chicha ni limoná”
    Grandes ópticas con ridículos sensores…………..
    Confieso que he tenido cámaras de este tipo, daban el pego, hasta que ampliabas la imagen y te topabas con la cruda realidad (las leyes de la física)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.