5

La gran esperanza negra: ¿ está el Sr.Canon desesperado ?, ¿ existen las casualidades, o tal vez los milagros ?

¿ La salvación ?, ¿ el punto de inflexión ?

Yo no creo en las casualidades, y ya en mi tierna infancia los Hermanos Maristas (si, si, los protectores de pederastas) me enseñaron que los milagros no existen, así que no se muy bien como calificar la conjunción cósmica que ha producido que tanto Dpreview como Xatakafoto celebraran este lunes de cuaresma publicando un artículo sobre los grandiosos planes y esperanzas que el Sr.Canon tiene sobre su nueva EOS-R5 que actualmente se encuentra en desarrollo viento en popa a toda vela.

A mí me gustaría creer que sendos artículos son un mensaje de socorro, un verdadero S.O.S dirigido a los pocos canonistas que aún quedan pidiendo un poco de paciencia y confianza, mensaje que frene el loco transfuguismo que se ha ganado a pulso con la promesa de que la R5 será por fin una cámara digna de ese nombre y a la altura de la competencia, que ya sería hora.

También me gustaría que todo ello proviniera de una cura de humildad y nada me gustaría más que el Sr.Canon reconociera sus pecados y recuperara el prestigio que otrora tuvo y que nunca debió perder.

Bueno, os acabo de mentir como un bellaco: he dicho que “nada me gustaría más”, y eso no es verdad. Me gustaría que igualmente reconociera humildemente el agujero negro que tiene en su catálogo con los EF 24-70 y presentara de una vez un EF 24-70F2,8-4L ADB, con o sin IS, que asombrara a propios y extraños teniendo la calidad Zeiss Otus en todo su rango focal. Eso es lo que haría felices a los 3.500 millones de canonistas que lo pedimos cada día, yo entre ellos.

En fin, para plegarias, rogativas, votos y buenos deseos, razón aquí.

Pregunta tonta: ¿ qué podría yo hacer para que tanto en Canon España, Europa, Mundo y Japón, todos los directivos, CEO’s y responsables de Canon lean atentamente y cada día Fotochismes y así puedan tener claras las ideas y enderezar el rumbo para salir del pozo en el que un día cayeron sin volver a ver la luz ? Si tenéis alguna idea, porfa, no os la quedéis.

adolfo

5 comentarios

  1. Lo siento, Adolfo, pero no van a hacerte tu 24-70 porque mediante ondas mentales tengo ocupados desde hace tres años a todos sus becarios e ingenieros en mejorar el 28-135, nítido y corregido ópticamente a la antigua, que es lo que realmente todo el mundo necesita… total, la diferencia en angular sólo son 4 mm que se los zampa el soft de corrección 🙂

  2. Muy buenas, en su día fui tránsfuga de Nikon a Canon y ahora antiguo gran usuario de Canon por más de 20 años (y digo antiguo porque hace ya un par de años que pase al otro al otro bando, Sony), teniendo toda la Gama de la Serie 5, desde la la Eos 5 a la 5D Mark IV u algúnos otros modelos, probando gran cantidad de objetivos algunos de ellos por no decir muchos han pasado a convertirse en pisa-papeles y los que no regalados a principiantes. La verdad es que Canon no debería centrarse en esas focales tan distantes como puede ser el 28-135mm y centrarse cómo máximo más en la proporcionalidad siempre conocida 1×3 (24×3=72 lo que nos da el ejemplo del 24-70mm, 100×3=300 dándonos el 100-300mm o como mi querido y añorado 70-200 f/2), que mantienen una buena calidad de imagen, definición y cromatismo de los cuales pocas mejoras se aprecian entre series I y II. Sería idílico con la experiencia de lustros que tiene Canon que sacasen o construyeran algo en condiciones sin coma, sin el leve viñeteo en aperturas cerradas y a la vez de amplia apertura como aquel poco conocido 50mm f/0.9 que costaba 60.000 pesetas en los 80 en centros del Corte Inglés, cositas así harían replantearse a muchos profesionales y aficionados su opción a la hora de elegir entre marcás ya que una lente es 1/3 de la fotografía siendo los 2/3 restantes la cámara y el fotógrafo.

Responder a Germán Pierre Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.