0

Fernando Galán no se va al campo a hacer una prueba de idem del Laowa 65 mm f/2.8 Macro 2x APO puesto delante de una Fuji X-H1

Oiga, pues muy bien, ¿ no ?

Y para que conste en acta a todos los efectos oportunos al final os dejo el sumario completo.

Sin embargo, como resumen ejecutivo y en primicia quasi exclusiva, os puedo contar que he llegado a la conclusión de que Fernando tiene un gato.

En el improbable caso de que queréis ampliar esta valiosa información os pongo aquí su apartado conclusión.

Conclusiones

El Venus Laowa 65 mm f/2.8 Macro 2x APO aquí probado es una réplica para APS-C del 100 mm que pasó por nuestras manos unos días antes. En consecuencia, hemos obtenido resultados y conclusiones muy similares.

Como está pensado para cámaras con sensor APS-C, logramos algo más de profundidad de campo que con su homólogo. Esto, según usuarios o necesidades, puede verse como ventaja o inconveniente. Desde nuestro punto de vista, ya que, en cualquier caso, hablamos de áreas de enfoque muy críticas, agradecemos ese plus de nitidez.

A favor, la magnífica nitidez que consigue durante todo el recorrido de diafragmas y distancias de enfoque libre de artefactos, aberraciones, distorsiones, reflejos internos, viñeteo… en contra, tan sólo las derivadas de la dificultad de enfocar a mano en un mundo en que nos hemos acostumbrado a la comodidad del enfoque automático.

Cierto que las cámaras sin espejo para las que está pensado cuentan con ayudas importantes para el enfoque manual. Cierto también que gran parte de las fotografías que se harán con un objetivo de estas características requieren el enfoque manual. Otras, por el contrario, como el retrato, requieren agilidad durante esta operación y hace falta recuperar o adquirir esta habilidad para sacar el máximo partido a este objetivo.

La ausencia de contactos implica otra consecuencia negativa: la pérdida de los datos de la toma. Un aspecto que puede carecer de importancia cuando se gana en calidad de imagen pero que tampoco hay que olvidar.

Para terminar de inclinar la balanza, su precio en torno a los 400 € pueden ayudar a tomar la decisión para adquirir un objetivo con unas características que tiene poca competencia.

Y ahora ya si, como el vicio puede llegar a ser ilimitado, en el imposible caso de que lo queráis saber todo, que sepáis que está aquí:

Nota tontísima: si hacéis clic en alguna muestra para verla en grande sentiréis una profunda decepción pues la WEB os insultará sin piedad. Estoy seguro de que Fernando se dará cuenta en seguida y lo arreglará.

adolfo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.