1

Albedo Media: Fernando Galán compara reveladores digitales – actualizado al capítulo 2 y quizás final (11-4-2020)

Que tiempos aquellos.

Fernando Galán emula, complementa, amplia o supera (según gustos) a Hugo Rodríguez y abre una novela por capítulos que imagino pretende comparar entre si a los reveladores más usados por la concurrencia.

Hoy publica el capítulo 2, pero si me voy enterando de más lo iré actualizando.

Episodios anteriores:

Nota no muy tonta: en el capítulo de hoy, el número 2 que parece un final, hay una conclusión y como me parece la mar de significativa la pongo aquí destacando en negrita el aterrador párrafo que puede ser el quid de la cuestión.

Conclusiones

A la vista del análisis y resultados, pocas dudas caben acerca de las ventajas de edición de Capture One sobre Adobe. Todos los ajustes posibles de Camera RAW –a excepción de la creación imágenes por combinación tipo panorama o HDR– los encontramos en Capture One, pero potenciados o con más opciones.

Sin embargo, si nos preguntamos si merece la pena cambiar de revelador, la respuesta no resulta tan sencilla y, en última instancia dependerá, obviamente, de cada caso particular.

Aparte de las lógicas necesidades de cada usuario, el presupuesto influye de manera determinante. El plan de fotografía de Adobe y su asequible precio de 12 € mensuales ha conseguido que muchos fotógrafos se olvidaran del siempre molesto –e ilegal– ‘pirateo’ para poder disponer de una copia legal y permanentemente actualizada de un completo paquete de revelado y retoque.

Además de las diferentes opciones de compra, Capture One ofrece también una cuota de suscripción con actualización permanente. La cantidad actual de esa cuota apenas excede 8 € sobre el plan fotográfico de Adobe. Hasta ahí, todo bien. La duda para muchos presupuestos se plantea porque, Capture One puede reducir el número de ocasiones en las que usar Photoshop, pero no eliminar su necesidad por completo. Por lo tanto, a la cuota de Capture One habría que añadir la de Adobe.

Un profesional con mayor volumen de trabajo dedicado a la edición valorará con mucho interés todos los ajustes de edición avanzada que cuenta Capture One, siendo las capas una de las funciones más usadas a este nivel. Habrá, por contra, muchos otros usuarios que, con menor carga de edición y mayor énfasis en la catalogación de grandes bancos de imágenes, prefieran seguir usando Lightroom en asociación a las aplicaciones de la ‘nube’ de Adobe, Creative Cloud; y todo ello sin incurrir en más gastos mensuales ni tener que aprender un software nuevo.

 

adolfo

Un comentario

  1. Capture One tiene un par de pega.

    Hace peor la corrección de lente, con las ópticas que yo uso, respecto a Bridge, que lo hace claramente mejor que los demás.

    Sigue siendo mas lento que el resto de los reveladores en el flujo de trabajo, aunque la diferencia en este sentido, es cada vez mas pequeña con las últimas actualizaciones.

    En casi todo lo demás, es mejor que la competencia, incluso tiene muchas mas opciones.

    CO es el que uso si quiero cuidar mis revelados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.