0

Desde la Torre Eiffel inician la serie “los mejores objetivos para”: Sony Alfa 7R IV, Nikon D850 – actualizado al capítulo 2 (23-5-2020)

La “grandeur” hecha análisis. Voilà.

Si os encontrarais en la terrible tesitura de que un amigo vuestro, sin encomendarse ni a Dios ni al Diablo, se ha comprado una maquinita hipermegapixelada y os viene ilusionado preguntando qué objetivos podría comprarse para ella, vosotros, ¿ que le diríais ?

Yo le pediría que me devolviera su carnet de amigo y a continuación me fugaría a una desierta isla tropical que no tuviera tratado de extradición con nuestro país.

Si vosotros queréis algo ser más civilizados, lo que podríais hacer es remitirlo al estudio en plan culebrón que parece van a hacer los avezados investigadores que se refugian del “joío bicho” en el bunker bajo la Torre Eiffel.

Aquí os iré poniendo los capítulos que vayan saliendo de esta serie. Toda la sabiduría en:

Sobre la Sony Alfa 7R IV

Sobre la Nikon D850

Nota tonta: este tipo de tablas comparativas son las que caen como un cubo de nitrógeno sólido sobre las cabezas de los neuróticos como yo obsesionados por los zoom universales 24-70mm y por la nitidez. Si sois como yo, os aconsejo salir corriendo a todo lo que os den las piernas.

Pregunta más tonta aún: ¿ por qué seré yo amante de los zoom’s y además neurótico de la nitidez si ambas cosas son contradictorias ? Señor, que cruz, pero que cruz más grande.

adolfo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.