0

Dpreview TV analiza al todoterreno Tamron 28-200mm F2.8-5.6 Di III RXD y yo me quedo la mar de sorprendido (por lo bueno).

Araldit y la A7III: más que digno.

Ciertamente: el en mundo DSLR un 28-200 nunca pasaría de ser un digno culo de botella, pero está claro que en mundo mirrorless rigen otras leyes y este cristalito da el pego, y lo da montado delante de una Sony Alfa 7R III. Delante de una Alfa 7 III lo daría absolutamente.

El angular es magnífico (suele pasar) y al revelar el RAW de esta imagen tal como lo hago siempre, el resultado es excelente. “Palante” no es un Zeiss Otus, pero forzando el RAW solo un poquito más da totalmente el pego.

En mi próximo viaje a lo largo y ancho de este mundo (que seguro ya no haré) no me importaría llevarme este objetivo como compañero pegado con Araldit del fuerte a una Sony Alfa 7 III, solo para viajes, ¿ eh ? claro. ¿ Oído Sr.Sony, oído Sr.Tamron ? ¿ Tendrán Vds. un detalle conmigo ? Para paisaje serio tendríamos que negociar otras cosas, pero estoy abierto a todas las posibilidades.

Si señor, muy buen sabor de boca “m’a quedao” de la experiencia.

En la galería hay una serie de graffitis planos a 28, a 100 y a 200mm, y hombre, ya lo dije antes, no es un Zeiss Otus, pero son de notable alto.

Si señor, me he quedado muy favorablemente sorprendido.

Un kit ideal para viaje que yo recomendaría a cualquier amigo que quisiera mantener: 2000 + 729 dólares.

  • Preguntas tontas pero metafísicas: ¿ Por qué habré nacido tan pronto ? ¿ Por qué no han inventado las mirrorless 20 años antes ? ¿ Por qué tantos por qué ?
  • Consideración final: Sres Sony y Tamron: mi 3% justo y necesario a mi IBAN habitual de George Town.
  • Corolario: Porca miseria

adolfo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.