1

Sin palabras, o con muy pocas.

Gran Peridis, si señor.

Vale que el Tribunal Supremo no está poniendo las cosas fáciles, soy el primero en reconocerlo, pero jo, hay presidentes astutos, los hay normalitos, los hay medianitos, y luego está Torra.

Otra vez vuelvo a sentir vergüenza ajena. Lo siento, no quiero levantar polvareda ni armar polémica con estas cosas, pero no lo he podido evitar. El Sr.Torra viene a ser como el Sr.Canon: ¿que hemos hecho los canonistas para merecer esto?, ¿captáis? Perdón, no quiero molestar a nadie, pero es que a veces me arden las tripas, y no es acidez.

Corolario: este hombre hubiera sido fantástico como activista, pero como Molt Honorable President pues ……………..

adolfo

Un comentario

  1. Estimado Adolfo, los tribunales ni lo ponen fácil ni difícil, interpretan la ley. Que nunca lleve a gusto de todos, eso está más que claro; pero una cosa te digo, aquí estuvimos aguantando estoicamente más de tres décadas a Coalición Canaria hasta que por fin los echaron del gobierno, y qué quieres que te diga, lo de ahora no es ninguna maravilla, pero comparado con lo anterior, ni te digo: que corra el aire, y la alternancia, la alternancia. Ya no peino ni canas, y soy de aquellos que corrieron delante de los grises y recibí más palos que una estera y alguna que otra noche en el cuartelillo en aquellos difíciles, muy difíciles 70. Soy por naturaleza antinacionalista y me jode que tengas por presidente a un ultra que se atreve a decir que en España se reprime y que carecemos de democracia (como Guardiola, Xavi…, cuyos patrones ni siquiera saben pronunciar la expresión derechos humanos).¡Hay que tener bemoles! No sientas vergüenza ajena porque eso es lo que quieren, que uno, sin comerlo ni beberlo, se sienta avergonzado. Y el desahogo no es molestia, es hartura, empacho de tanta vacuidad y estupidez. A esa burguesía catalana le importa un carajo todo mientras no se toque su patrimonio y sigan disfrutando de sus privilegios, como hicieron durante el franquismo ¿o es que ya nadie se acuerda del rendibú que hacían al caudillo? Y si toca independencia, pues independencia. Ya lo dijo Tarradellas, cuidado con este (Pujol), padre de la patria y hacedor de esta surrealista situación mientras amasaba una fortuna.
    Ese paupérrimo postureo de no acudir a la reunión, como el vasco, no es más que de cara a la galería, para que sus huestes les digan, muy bien, muy bien, que sepan quiénes somos y que nos van a tener siempre enfrente. Eso, eso, el frentismo, ese es su alimento. No aprendemos ni a la de tres. Y una pregunta para finalizar ¿Todos los conflictos del siglo pasado en Europa dónde tuvieron su origen?. No se molesten en contestar, ya lo hago yo: los nacionalismos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.