0

¿Como se le puede haber ocurrido a Lens Rentals despanzurrar una Fuji GFX 100?: os lo explico enseguida.

Que cruz, pero que cruz

Resulta que los patólogos forenses Roger Cicala y Aaron Closz, ambos del “Lens Rentals Memorial Hospital”, se han vuelto a calzar los zuecos, la bata verde, la mascarilla y el gorro esta vez para despanzurrar hasta sus más intimas entrañas a la que otrora fue una magnífica Fuji GFX100X.

¿Y como es posible que se les haya ocurrido acometer tan arriesgada tarea? Pues yo creo que por dos razones, una confesable y otra no.

  • La confesable es que el usuario que la uso lo hizo para fotografiar a los pececitos de colores. Naturalmente la cámara iba equipada con un traje de buzo, pero por los visto tenía alguna fuga y cuando aparentemente la cámara dejó de funcionar y le hicieron ya en superficie maniobras de reanimación resulto que la cámara se había bebido medio océano. Cuando la cámara llegó a Urgencias del Servicio Técnico de Fuji más cercano los galenos solo pudieron certificar su muerte.
  • Y la inconfesable es que, dado que el paciente había pasado ya a mejor vida, los osados y curiosos Roger y Aaron se morían de ganas de ver como eran los motores diesel capaces de estabilizar un sensor tan enorme.

Por todo ello el finado acabó en la sala de autopsias y esta es la crónica del proceso, cuya google conclusión pongo aquí a modo de resumen ejecutivo.

El patólogo jefe.

Entonces, ¿qué aprendimos hoy?

Bueno, aprendimos que la sal y el agua son malos para las cámaras. Muy mal. Incluso si es solo un poquito.

Y aprendimos que si invierte $ 10k en un GFX100 , probablemente debería mantenerlo seco. He visto muchas afirmaciones de que el GFX100 funciona bien bajo la lluvia, y es posible que lo haga , porque tiene una gran tapa superior y el agua de lluvia es agua dulce. Pero, ¿notó todas esas barreras y juntas resistentes a la intemperie en el desmontaje? Sí, yo tampoco. Noté algunas áreas abiertas alrededor de los diales de control a través de las cuales se podía hacer brillar una luz y verter agua si hubiera agua alrededor.

Pero bueno, es tu cámara, haz lo que quieras. Sin embargo, tenga en cuenta que su cámara, al igual que esta, obtendrá la respuesta de ‘garantía nula debido a daños por agua’ cuando la envíe para su reparación.

Aparte de eso, sin embargo, todo lo que hay aquí estaba tan bien apoyado y robusto como se podría esperar. Parece que la unidad IBIS podría estabilizar a un niño pequeño, y ciertamente es lo suficientemente fuerte como para soportar este gran sensor. Conseguí un sensor agradable para poner en mi escritorio, y nuestro departamento de reparaciones consiguió algunas empuñaduras y piezas estructurales, y probablemente una pantalla LCD para reparar algunas copias futuras que se dañen.

Roger Cicala y Aaron Closz

Lensrentals.com

Agosto 2020

Descanse en paz.

Moraleja: ¿veis por qué los trajes de buzo deben costar más o menos como los buzos a los que protegen? Si no es así, dan disgustos.

adolfo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.