0

El follón de videocámaras Sony (de las que no hacen fotos) se unifica en una sola familia: la Cinema Line.

El agudo lector puede ahora escoger el improperio o exabrupto que más le acomode.

  • Cáspita, estupendo.
  • Joer, ya era hora.
  • Coño, menos mal.
  • Aleluya, osana en el cielo, aleluya.
  • Y a mí que, si el video no me mola.

Iker Morán ha tenido que atar a Álvaro Méndez para que no se haga daño con los saltos de alegría que daba.

adolfo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.