0

Optical Limits recomienda vivamente al Sony FE 200-600mm f/5.6-6.3 G OSS: asombroso.

Si yo fuera Sonysta e hiciera bichitos, igual hasta me lo pensaba. Palabra de político.

Pues eso, por la severidad de esta WEB yo imaginaba que un objetivo Sony que no fuera GMaster no tendría una valoración final de “altamente recomendable”, sin embargo no ha sido así. La calidad óptica es de razonable a buena (un 7 sobre 10) y sin embargo les ha perecido estupendo. ¿También corren los maletines en esta WEB? Mi querida Madre del Amor Hermoso no lo permita, pues yo la tengo como una de mis referencias cristaleras.

Os pongo el veredicto para que tengáis una idea:

Veredicto:

Por favor, apoyen nuestro trabajo para mantener este sitio vivo y funcionando.

El Sony FE 200-600mm f/5.6-6.3 G OSS no es una lente perfecta pero no es menos que un robo por el dinero y por sí solo puede ser una razón para comprar el sistema Sony – si realmente te gustan las tele lentes tan largas. La lente de Sony es, como es lógico, muy nítida en las partes bajas y medias de su rango de zoom. En 600 mm, la calidad de las esquinas se resiente un poco mientras que la calidad del centro sigue siendo impresionantemente alta. La mayoría de los fotógrafos probablemente nunca se darán cuenta de esto, pero hay límites cuando se trata de la astrofotografía aquí. Las distorsiones de la imagen están presentes, pero pueden ser manejadas a través de la auto-corrección de la imagen activada. Esto también se encargará de los CAs laterales que están en la parte alta. El viñeteado nativo es típico de este tipo de lentes. Una sorpresa positiva es la calidad del bokeh que es (sustancialmente) mejor que la mayoría de las lentes de esta clase, aunque las lentes primarias son aún mejores.

La calidad de construcción de la lente de Sony es excelente gracias a un cuerpo de metal bien ensamblado. Sony tampoco se olvidó de implementar sellos resistentes al polvo y a la humedad. No podemos enfatizar lo suficiente que es inusual que una lente de zoom de súper-teléfono de precio razonable tenga un tamaño físico constante. Además de la obvia ventaja en cuanto al movimiento de aire dentro de la lente, también permite una experiencia de zoom mucho más suave (más fácil) en comparación con las usuales “bombas de aire”. El AF es bastante rápido y silencioso. También nos impresionó la eficiencia en el mundo real del estabilizador de imagen.

El Sony FE 200-600mm f/5.6-6.3 G OSS es un objetivo grande y pesado y montado en una pequeña cámara Sony, la configuración puede sentirse un poco desequilibrada por lo que añadir un agarre vertical puede ser una inversión sensata para mejorar el manejo. En cuanto a la suma de sus cualidades combinadas con un precio muy razonable, el veredicto sólo puede ser – ¡muy recomendable!

  • Calidad óptica: 7 sobre 10
  • Calidad mecánica: 9,5 sobre 10
  • Relación prestaciones/precio: 10 sobre 10
  • Valoración final: altamente recomendable (y eso que no es un GMaster, toma ya)

Encontraréis el intríngulis de la cuestión en:

No os pongo la versión google porque ya sabéis que esta página es discola y no se deja traducir.

adolfo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.