0

Estoy confundido, ¿tú también?: un S.O.S. en toda regla de un Thom Hogan absolutamente desorientado – ¿quieres ayudarle?

¿»Save Our Ship», «Save Our Souls», «Send Out Succour», o _ _ _ . . . _ _ _?

No suele ocurrir, pero nuestro supergurú supernikonista transmutado en los últimos tiempos en filósofo y metafísico confiesa que la actitud de los fabricantes lo confunde más que lo motiva y ello le sume en una profunda reflexión que podréis seguir en estos enlaces.

De todas formas, si os da perece meterse entre oreja y oreja una encíclica filosófica yo os pongo a continuación, sin que sirva de precedente ni siente jurisprudencia, el “spoiler” completo que supone el último google párrafo a modo de conclusión:

La conclusión es la siguiente: ninguna de las principales empresas de cámaras lo está logrando. Todos tienen problemas y problemas que confunden a su base de usuarios actual y potencial. El mercado en general se ha contraído, por lo que el comprador de la cámara ahora está cada vez más en el asiento del conductor, y dicen que el precio es el factor más importante, no la tecnología, la consistencia o cualquier otra cosa.

Estoy atento a ver qué empresa entiende esto y comienza a controlar sus problemas y a comercializar los productos adecuados.

Nota tonta pero más real que la vida misma: cuando el bueno de Thom pase a ser pensionista y dependa solo de ella para vivir (y más en USA) cesarán todas sus confusiones y se desentenderá absolutamente de los problemas mundanos. Palabra de pensionista.

adolfo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.