4

Ayer fue el día de la “salud” (agridulce ironía en este 2020) y yo juego “virtualmente” el 24704: que la suerte os acompañe, amén – actualizado con el resultado oficial (23-12-2020)

Mucha suerte para todos.

22-12-2020:

Pregunta absolutamente tonta: ¿por qué en un premio de lotería que te toca azarosamente debes pagar a María Jesús Montero Cuadrado el 20% sobre todo lo que exceda 40.000 euros y sin embrago cuando nos compramos una maquinita o cualquier otro artilugio fotográfico le debemos pagar el 21% desde el primer euro?

Yo con la lotería actúo de forma racional, quizás demasiado racional: me atengo a las probabilidades y por ello no compro ningún billete.

¿Que de esa forma renuncio a que la suerte me acompañe?, pues si, es verdad, pero en su día ya le di oportunidad a la suerte: cuanto tuvimos a mi hija, cuando decidimos comprar el piso, y cuando decidimos comprar el miniapartamento de Benasque, también compramos un billete de lotería, y no nos tocó nada. Creo que le di a la suerte su oportunidad, pero esta miró para otro lado y pasó olimpicamente de mi. Constatando que “lo nuestro” es imposible lo he dejado correr y todo eso que me ahorro.

No tengo que explicar por qué juego virtualmente el 24704, ¿verdad?

22-12-2020: actualización a las 14:00

Finalizado el sorteo el número 24704 ha sido premiado con el más olimpico de los desprecios, …………… como siempre.

23-12-2020: al día siguiente:

Consultando la lista oficial he visto que ha sido premiado el Nº 24707, que es casi casi lo que yo pedía, pero ciertamente menos luminoso que el 24704. Además ha sido agraciado pero poco, simplemente con el retorno de lo apostado porque acaba en 7 como el gordo. Que le vamos a hacer, el año que viene seguro que me toca.

 

adolfo

4 comentarios

  1. A ver si le da al señor Canon por premiártelo algún día con su homónimo zoom, tan demandado y deseado por ti.
    ¡Que la suerte te acompañe, Adolfo!.

  2. Ale, otra vez sin premio en metálico; menos mal que me conformo con que no me quiten lo que tengo, por lo menos hasta que la palme. Vamos, que no me van a regalar un euro pero que tampoco me quiten el que me paga mi jefe y ya voy bien. Nada, Adolfo, el día internacional de la salud, relativa, claro. Un saludo y felices fiestas.
    Cuidate y cuidaros mucho todos, familia.

    • En casa tengo un doctorando en matemáticas y siempre nos canta en familia tu misma canción, ZAS, a lo cual le añado yo mi coletilla: “quien juega (lotería, juegos azar, etc.) por necesidad pierde por obligación”.
      Salu2.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.