0

Trampa tramposa para que en cielo se ven más estrellas: otro hechizo de nuestro mago Fernando Sánchez.

Draco Dormiens Nunquam Titillandus

Nunca he sido aficionado a la fotografía nocturna. Cuando estoy por tierras de mis queridas montañas mi mujer y yo nos pasamos todo el día trotando por ahí y llegamos a casa rendidos. Muy pocas veces hemos salido de noche para ver las estrellas y eso que allí, fuera del pueblo y sin contaminación lumínica de ningún tipo, se ven las estrellas como si fueran luminarias LED a punto de reventar. Eso sí, rodeado de montañas por todas partes, solo ves una pequeña porción de cielo.

Desde este instante prometo por lo más sagrado que cuando, totalmente vacunados con triple dosis de todas las vacunas, podamos volver a ir a Benasque, haré alguna incursión nocturna con cámara y trípode al hombro. Si así lo hago, que mi querida Madre del Amor Hermoso me lo premie, y si no, que su hijo envíe al Arcángel San Gabriel para que con su espada justiciera fulmine a todos nuestros insignes políticos. Amén.

El sortilegio completo está aquí:

¿No sería la icónica imagen de un ángel con la espada de fuego la interpretación de la época de algún Jedi o tal vez un Darth Vader con sus espadas laser? Hala, ya tenéis para meditar un rato.

adolfo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.