1

El lado claro y el lado oscuro de los objetivos ortopédicos para telefonillos.

Imprescindible, claro.

También podría haber puesto en el titular: “el lado oscuro y el lado menos oscuro de los objetivos ortopédicos para telefonillos”, pero se me hubiera notado demasiado “el sesgo” y mis patrocinadores igual me hubieran dado la espalda. Me juego el pan de mi familia y eso no podía ser. ¿Entendéis, verdad?

Hombre, no tiene por qué haceros felices, pero tampoco os vendrá mal echarle un vistazo a lo que nos cuenta Sergio Fabara sobre el tema, sobre todo si alguna vez habéis sido tentados por algún anuncio en plan teletienda.

Xatakafoto

adolfo

Un comentario

  1. Tengo un iPhone 11 Pro Max al que le cogí el sistema de lentes de ShiftCam. Poco a poco me he ido adquiriendo casi todas. He de decir que se abre un abanico de posibilidades que no te da el propio iPhone. El problema de los smartphones en general es que tienen una lente bastante decente, que suele ser la principal, pero el susodicho “tele” o el ultra gran angular suelen ser bastante deficientes, tanto en apertura como en calidad, dando aberraciones cromáticas o falta de nitidez en las esquinas en el caso del ultra gran angular, además de la falta de luminosidad en ambas y por tanto mayor ruido.
    Tengo una lente que acoplándola a la lente principal de 26mm se me queda en los mismos 13mm que la ultra gran angular nativa, pero puedo hacer uso de todos los beneficios de la de 26. Pierdo algo de luz, pero aún tengo más que con la nativa de 13mm, además tengo estabilizador y modo noche, y por supuesto, con muchas menos aberraciones y bastante más nitidez en todo el fotograma. Lo mismo sucede con el “tele” de 60 mm que puedo acoplar o a la lente principal de 26mm o a la de 52 nativa, de modo que o bien vuelvo a aprovechar la lente buena o tengo el doble de zoom, y todo ello con mejores resultados que lo nativo o el zoom digital. Por no hablar del macro que es excelente y que el iPhone no tiene.
    El único inconveniente es que tienes que usar una app de terceros que permita seleccionar la lente nativa que desees, ya que Apple decide siempre por ti. y en el momento que metes una lente externa, al tapar el sensor de luz, piensa que no hay luz suficiente y se vuelve tarumba seleccionando la lente principal.
    Por cierto aqui es donde me di cuenta de la trampa que hace Apple cuando quieres hacer un retrato de noche, al no haber suficiente luminosidad para la lente “tele” selecciona directamente la principal y le casca un zoom digital e internamente la interpola y convierte a los mismos megapixeles, ya que el resultado aún interpolando, es mejor que la cantidad de ruido y falta de luz y detalle del tele.
    Conclusión, si pagas por buenas lentes, tendrás resultados bastante decentes, pero te costará amortizar salvo que lo uses para trabajo, en mi caso , todos los making off de los rodajes los hago con las lentes, y es mucho muy práctico y rápido. Pero por el coste de la suma de estas lentes, tienes cámaras completas que pueden darte el servicio con más calidad probablemente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.