2

El bueno de Ken Rockwell analiza al Sony E 16-55mm f/2.8 G y tanto él como yo quedamos fascinados. Como consecuencia de ello yo me torturo con una aterradora pregunta.

¿Será la transmutación a APS-C con un objetivo de «kit» la solución a todos mis problemas?: mi querida Madre del Amor Hermoso no lo permita.

Esta vez no solo son solo sus palmeras, ni su reloj, ni su estación meteorológica, ni siquiera el escudo de su modesto Porsche, sino un selecto muro de ladrillos de su modesta mansión lo que Ken Rockwell nos enseña con una nitidez prodigiosa en su análisis cristalero de hoy.

Mi torturada segunda neurona ha establecido relaciones y ha hecho cábalas cuyo desquiziado resultado ha sido el siguiente:

  • Un 16-55mm APS-C equivale a un 24-82mm FF, el objetivo soñado y deseado por mi.
  • Un objetivo como este solo cubre el APS-C.
  • ¿Me voy a ver obligado a degradarme al APS-C para tener un 24-70 excelente?
  • ¿Voy a acabar yo con una Alfa 6600 en las manos para transfugarme a mirrorless?
  • Con 2.500 dólares ya podría y hasta ahí sí que me atrevo.

Hala, ya no duermo en varios meses meditando sobre todo ello.

Entre tanto os doy mi respuesta os podéis ir entreteniendo con el análisis:

Nuevo:            

  • El primer zoom F 2.8 de Sony para APS-C.

Bueno:            

Mejorable:           

  • Deslocalizado a China ; no fabricado a nivel nacional en Japón.

Echo en falta:            

Y el análisis completo, que es muy extenso, con curvas MTF y estructura óptica, lo tenéis aquí:

adolfo

2 comentarios

  1. Curioso que la estación meteorológica de Ken (made in the USA; al parecer contar donde se fabrica cada cosa es de vital importancia para este hombre) tenga telarañas hasta en el anemómetro! que digo yo que según el día dará bastantes vueltas.

  2. La misma foto de siempre… si le doy el primer nokia que tuve, el tio se casca una foto igual

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.