1

Iker Morán pone cara de teniente Pete Mitchell, alias “Maverick», y de la mano de Paúl Alonso se dispone a ofrecernos su propio Top Gun.

Miedo da solo verlo.

¿Pero de qué va esto, Adolfo?

Vamos a ver, si a mí me pusieran a los mandos de un Formula 1 lo más probable es que pasaran tres cosas: 1ª.- me moriría de miedo, 2ª.- no creo que pasara de la primera marcha, y 3ª.- en la primera curva saldría recto y os quedaríais sin Fotochismes.

Bien, pues esta analogía me viene de perlas para contaros que en esta peliculita de casi media hora sabréis todo lo que es capaz de hacer un aguerrido piloto de combate o de carreras con un dron o DJI FPV diseñado para llegar sin inmutarse a 140 Km/h.

El cielo nos asista en:

De episodios anteriores aquí tenéis su presentación:

Y por alusiones alegóricas, aquí tenéis al original: Top Gun

Nota tonta de un Trekkie: es increíble el parecido con un pájaro de presa Klingon de cuando los Klingons aún eran malos, ¿no?

adolfo

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.