1

Yo también quiero ir al espacio, pero no con Jeff Bezos.

Hasta el infinito y más allá.

No, efectivamente, yo no iría al espacio pagando 30 millones de dólares por un viaje suborbital de unos 10 minutos.

Como mínimo tendrían que llevarme a la Estación Espacial Internacional (ISS) para poder experimentar sin complejos la ingravidez y ver todas las miserias de nuestro mundo juntas, eso si que me haría ilusión.

Pero para que eso ocurra aún falta un rato, y ello por dos razones fundamentales.

  1. Por ahora aún no hay viajes turísticos a la ISS.
  2. He hecho complejos cálculos y pagando una pensión mensual completa de las que graciosamente me concede mi Amo y Señor José Luis Escriva, me podrían llevar a 2,66 metros de altura, momento en el que me tendría que apear por haberse acabado la validez de mi tiquet.

Es “la calor”, no me lo toméis en cuenta.

¿Os haría ilusión a vosotros salir fuera y echar un vistazo?

adolfo

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.