0

Una visión retrospectiva, pero de no hace tanto: estas son las aventuras del Sr.Canon con el Pellicle mirror.  

Menos que ayer, pero más que mañana.

El artículo es de Juan Antonio Guerrero y lo acaban de publicar en Photolari

Que tiempos aquellos, el Sr.Canon aún no me había dado ningún disgusto con los EF 24-70, simplemente porque aún no existían.

Señor, que cruz, pero que cruz más grande.

A ver cuantos de los que entráis a mirar no os acordáis de aquello. Nadie, ¿no?, a todos os suena, por lo menos. Si es así, que será, eso demostrará que los pocos lectores que le quedan a esta femto Peña son todos potenciales clientes de Residencias de la 3ª ó 4ª edad.

adolfo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.