6

No, no nos lo sacaremos nunca de encima.

Que pequeñito es el puñetero, ¿ eh ?

Ya me conocéis y sabéis que no soy precisamente la “alegría de la huerta”. También sabéis que el pesimismo va grabado en mi ADN desde antes de nacer, y que si tengo que escoger entre una botella medio llena o medio vacía casi siempre me decanto por la botella hecha añicos contra el suelo.

Es por eso que os he puesto el “simpático” titular que acabáis de leer.

adolfo

6 comentarios

  1. Discrepo elegantemente de Dña. A. Victoria en su primer punto, “la razón fundamental”.
    Para mí (y para científicos de un nivel con el cual no puedo comparar), la razón fundamental es que estamos ante un virus “de guerra”, modificado intencionalmente para ser altamente infeccioso y dañino para los seres humanos. Ignorar eso (¿por causas políticas?) es simplemente “marear la perdiz”. La probable inclusión de fragmentos del VIH explicaría, en parte, su alta capacidad de infección, y también para permanecer asintomático en fases de alta transmisibilidad. Un virus “quimera”.
    Si se liberó accidentalmente en los laboratorios de Wuhan, y no intencionadamente, no es excusa para no pedir responsabilidades a China y a la OMS, que muy probablemente lo encubrió.
    Y no entro a valorar la pésima gestión de algunos gobiernos, para no entrar en una posible discusión.
    China ha ganado la tercera guerra mundial y los Estados apoyarán la victoria con las medidas dictatoriales que ya están tomando.
    Tienes razones para tu pesimismo, Adolfo.

    • Hola Valentín, la mortalidad del virus del SIDA es casi del 100% y sigue sin haber cura. Los medicamentos que se desarrollaron consiguieron que hoy no muera casi nadie por esa enfermedad. El sida tiene una característica particular que es que consigue mutar su ARN en ADN dentro de la célula humana y ese ADN se instala en el núcleo celular. Hay un amplio consenso en ciencia de que su más probable origen vino del manejo descuidado de carne de chimpancé para consumo humano. Un trabajo científico que proponía que en el COVID hay fragmentos de virus del SIDA fue retirado por sus propios autores tras las primeras revisiones o críticas porque no era sostenible y lo que se sabe hoy es que esos fragmentos aludidos están el los genomas de un montón de organismos, no en del virus del SIDA de manera especial. Por cierto que todos estos genomas son públicos, están en Genbank y pueden estudiarse con unas pocas herramientas casi por cualquiera. Si se hubiese querido usar un virus temible desde luego el del SIDA, que deprime el sistema inmune y deja sin defensa alguna el organismo sería el candidato perfecto.

    • Quizás soy muy inocentón, pero yo no creo en una conspiración que se les escapó o se les fue de las manos, pero no porque no crea que ello no es posible, sino porque creo que no sabemos tanto. Es un virus casi perfecto pues sin ser muy cruento ha desestabilizado, quizás para siempre, a toda la humanidad. Hecho por encargo no habría salido tan bien. La verdad es que no lo sé.

      Lo que si se es lo que dicen todos los virólogos que he oído y leído: sin contar con las mutaciones la eficacia de las vacunas se mantiene entre los 4 y los 8 meses después de la segunda dosis, y eso es insostenible.

      No, la verdad es que no es como para estar saltando de alegría.

      Mucha salud y un abrazo para todos.
      Adolfo.

      • Yo por hoy tampoco, pero no si alguien lo demuestra pues ya está. Ha habido enfermedades terribles en le pasado y no fue culpa de unos científicos mal intencionados o torpes.
        La cuestión es la forma de transmisión, el sida se contagiaba sobre todo por contacto sexual y la COVID por las vías respiratorias, es mucho más descansado respirar o toser al prójimo que follárselo, aunque quizás menos satisfactorio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.