0

El problema del «dilema profesional» nikonista visto por un supergurú supernikonista: Thom Hogan.

Que guapo el logo, ¿verdad?

Yo soy canonista, pero eso podría cambiar. Yo no soy profesional y por eso no tengo ningún problema. Bueno, uno sí que tengo: soy pensionista y mi problema es llegar a fin de mes dignamente. Eso, efectivamente, puede ser un problema pero también una bendición.

Es un problema porque eso me impide siquiera pensar en renovar mi equipo fotográfico y transfugarme de una puñetera vez a “mirrorless”, sobre todo por la versatilidad del AF en sus cámaras y la calidad de sus cristalitos.

Es una bendición pues eso me libera totalmente de tentaciones y me hará llegar puro y limpio al juicio final sin remordimientos ni cargos de conciencia. Es por eso que los obispos y cardenales han hecho el voto de pobreza, ¿no?, ¿o ando muy desencaminado?

El bueno de Thom ataca de nuevo con este metafísico ensayo post-vacacional.

adolfo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.