0

Historias de cuando todo era más sencillo, historias de la Sony CyberShot S70 y su CCD de 3,3 Mpixels: va de retro, Satanás.

Definitivamente eran otros tiempos.

Yo no sabría decir si cualquier tiempo pasado fue mejor o peor, lo único que me atrevería a decir es que fue «diferente» y más “sencillo”.

También me atrevería a decir que mi primera cámara digital fue la Canon PowerShot S60 con su CCD de 5 Mpixels. No lo recuerdo bien pero creo que la compré en el 2003 ó 2004. Con ella quedé asombrado de que la profundidad de campo en digital era “otra cosa”, pues era imposible desenfocar nada. Luego aprendí que eso era por el tamaño del sensor, pero eso fue mucho después.

También me atrevo a decir que a la susodicha S60 se le murió el sensor, cosa que por entonces era muy normal, que me lo repararon gratuitamente en Canon SETELSA Barcelona, pero me lo pusieron mal y la cámara quedó inservible. Como para entonces ya tenía mi primera DSLR digital, la Canon EOS 400D, no me atreví a protestar y desde entonces duerme el sueño de los justos en mi vitrina de recuerdos y viejas glorias.

En fin, que si queréis disfrutar con los dimes y diretes, confesiones y vergüenzas, ruegos y preguntas del buque insignia de Canon “mirrorless” a la espera de la EOS-R1, aquí mismo lo tenéis. Pero antes esta google nota si más no curiosa:

En su momento se vendió por 800 dólares, por debajo de sus dos principales rivales, la Canon G1 y la Nikon P990.

Todo ha salido de aquí:

Nota tonta: en el año 2007 el bueno y malogrado Steve Jobs se subió a un escenario con su jersey negro de cuello alto y su tejano Lewis, presentó el primer iPhone, y el mundo cambió para siempre.

adolfo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.