0

¿Que podría probar Álvaro Méndez que estabilizara un poco nuestra vida?: ¿quizás un gimbal?, ¿quizás un Zhiyun Weebill 2?

Cosa fina, oiga: lo que yo te diga

Pues por ejemplo, si. Pero la pregunta no es esa. La pregunta es, ostras, ¿se puede dedicar a un gimbal casi tanta atención como a una cámara en plan buque insignia de alta gama?

Si, se puede hacer, si: en este caso la peliculita ilustrativa dura 25 eternos minutos, y el por qué dura tanto lo entenderéis si la “aguantáis” entera”.

Realmente es un artilugio muy bien conseguido y si la cosa os ha hecho tilín que sepáis que su precio no es estratosféricamente astronómico pues por 580 euretes de nada puede ser totalmente vuestro.

Oiga, de verdad que me ha gustado

Nota tonta: estoy por abandonar del todo la fotografía para abrazar entusiásticamente al video solo por poder usarlo, palabra de político.

adolfo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.