1

¿Quo vadis Nikon, quo vadis Canon?: de mensajes, de eutanasias, de evidencias poco evidentes y de mensajes subliminales y taimados.

El bueno de Thom

Aunque parezca un titular de esos diseñados para ganar audiencia y forrarme con la publicidad y los clics que no tengo, de todo eso va el ensayo metafísico que se ha marcado nuestro super gurú supernikonista super Thom Hogan en el día más grande de todas las Españas.

Mi opinión sobre el asunto es muy simple:

  • Me encantaría migrar a “mirrorless”, sobre todo a mirrorless GFX y sobre todísimo a GFX 100S, pero mi Amo y Señor José Luis Escrivá y el ERE que me extirpó de Telefónica cercenando mi pensión en un 28% me lo impiden.
  • Cuando me veo a mi mismo en mis queridas montañas y en medio de un prado con el trípode plantado y encima mi obsoleta 5DMark IV con el juguete EF 24-70F4L IS montado soy inmensamente feliz y no necesito nada más. ¿Qué más puedo pedir?

Hala, ya lo he dicho, pero no se lo digáis a nadie, ¿vale?

Esta es de hace unos días, y es una tontería, lo se, pero lo que me llena es «el acto fotográfico y su liturgia», y eso es lo mismo con una 100S que con una 5D4, así que, ¿para que más?

Reflejos en un ibon.

 

adolfo

Un comentario

  1. Yo comulgo contigo en ese aspecto también , como más disfruto es en la realización , como en los tiempos de las diapos , currarse la foto técnicamente y listo.
    El revelado raw… Que pereza!!! Sobre todo cuando tienes varios cientos o miles de fotos para procesar y poco tiempo , así ocurre , hay muchas que las disfruto en el ordenador sin convertir…..
    Un saludo!!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.