0

Ken Rockwell analiza al veterano Canon EF 28-80mm f/2.8-4L ULTRASONIC (1989-1993): ¿habré encontrado mi media naranja?

¿Es este un mirlo blanco de color negro?

¿Y si fuera este el zoom universal perfecto que llevo yo esperando toda la vida y resulta que hasta ahora no nos habíamos encontrado?

Le preguntaré a Germán Pierre por él, y si no lo conoce iniciaré una búsqueda por el mundo para encontrar uno en perfecto estado, se lo daré para que lo analice e igual después de eso soy al fin feliz.

Yo tuve en la época peliculera un EF 28-70F2,8L USM y estaba muy contento con él. Cuando apareció el EF 24-70F2,8L lo cambié por él, y ahí empezaron todas las desgracias que ya todos vosotros conocéis.  Pero el EF 28-80F2,8-4L no lo conocía.

Pregunta tonta: ¿puede un diseño óptico de 1989 ser referencia hoy en día? Han pasado 32 años.

Reflexión más tonta aún: ni siquiera con este objetivo ha logrado Ken Rockwell sacar unos colores naturales. Lo suyo con el cursor de saturación debe ser algo personal arraigado en su ADN primordial.

adolfo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.