1

Las aventuras de un cisne de loza, una colcha rosa y un flash sencillo: una luminosa crónica de nuestro hechicero de cabecera.

Evaristo

Me he aventurado a poner este titular porque sé que Fernando Sánchez no se va a enfadar al leerlo, y me ha parecido más atractivo que el título original mucho más exacto y descriptivo que es este:

  • Cómo iluminar si solo tienes un flash y ningún accesorio más en casa

Y ya está, yo me retiro y os dejo con este pequeño tutorial.

Nota del editor (yo): este era Evaristo, al menos yo lo bauticé así. Era un cisne que vivía en el embalse de Eriste, en el Valle de Benasque en mis queridas montañas. Hace muchos años eran una pareja pero uno desapareció y quedó solo Evaristo. Este otoño ya no estaba, y no se si se aburrió, se murió de pena y soledad, o le pasó cualquier otra cosa, pero la verdad es que ya no está, y ese embalse, incluso con los coloridos tonos otoñales de sus orillas, ha perdido algo de su encanto.

adolfo

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.