2

Álvaro Méndez queda deslumbrado por las habilidades de la Olympus OM-1 grabando video, y eso es mucho decir.

Perdón, me he equivocado, no volverá a ocurrir.

Aquí veréis lo que cuenta envuelto en pura emoción. ¿Maletines?, yo creo que no, de verdad.

Así acaba su breve nota:

Estabilizador de otro planeta, un enfoque automático sorprendentemente fiable y preciso y un tratamiento de la imagen excelente son su principales atractivos. Todo ello unido al tamaño compacto del sistema y a su resistencia hacen de esta cámara una opción muy a tener en cuenta para grabar vídeos de viajes y aventuras y vlogs.

Nota tonta: ahora solo queda que pruebe igual la Lumix GH6, y a ver que pasa.

adolfo

2 comentarios

  1. No graba vídeo pero tengo una cámara igualica, igualica a la que has puesto en la portada del artículo 🙂

  2. Hola, me ha parecido que habéis explicado a la perfección, los pros y los contras de esta Olympus OM-1, muchas gracias por toda esta información.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.