0

Álvaro Méndez prueba el resultado de una noche de pasión entre una videocámara y un gimbal: hete aquí la deconstrucción del DJI Ronin 4D.

Érase un estabilizador a una cámara pegado o érase una cámara a un estabilizador pegada.

¿Que puedo yo decir de esta prueba? Pues nada, porque en el mundo del video soy un inútil (bueno, y en otras muchas cosas, también), así que mejor me limito a dejaros con la peliculita donde nuestro querido dúo dinámico juega con la criatura y nos cuenta lo que les ha parecido.

Incluso un señor tan serio como el Señor de los Cielos y el Amo de Hassel tiene algún día en que desmelena y es capaz de parir un clon de Johnny 5.

Verbigracia

adolfo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.