4

¿Por qué tengo que transmutarme ya mismo a Sony Alfa?: una novela de terror que ha agotado ya su primera edición de mil millones de ejemplares.

– ya no tengo escapatoria –

Los poquísimos que aún tenéis la santa paciencia y el valor necesario para seguirme ya sabéis que yo y “la calor” somos incompatibles. Por encima de 25ºC me convierto en algo penoso y totalmente inaprovechable. Los días son terribles, pero las noches son aún peor.

Esta noche, concretamente a las 4:10, se me ha aparecido la Virgen en una zarza que ardía sin consumirse con un intenso fuego azulado cual si proviniera de un gigantesco mechero Bunsen alimentado por la reserva personal del mismísimo Putin, y se ha producido el siguiente diálogo: V = Virgen (mi querida Madre del Amor Hermoso), A = Adolfo (yo)

  • V – ¿No te has preguntado por qué no han salido muchos análisis del Sony FE 24-70mm F2.8 GM II?
  • A – Si que me lo he preguntado, pero no tengo respuesta a ello, Señora.
  • V – Pregúntale a Dios, que todo lo sabe.
  • A – Así lo haré, Señora.

Dicho lo cual desapareció en una nube de vapor que no hizo más que aumentar la humedad relativa de la habitación y me puso a sudar a mares.

Esta mañana, al sentarme delante del teclado y después de lavarme las manos con alcohol para que las teclas no se me quedaran pegadas a los dedos le he preguntado a Dios, al Dios Google, claro, y este me ha respondido con su mejor voz estilo Marcos Mundstock de Les Luthiers y me ha dicho:

Todo honor y toda gloria.

¿Cómo que ha habido pocos análisis de este objetivo? Mira pequeño saltamontes, arrepientete y sal de tu error ahora mismo:

Abrumado por la grandeza de la Divinidad cual Moisés en el Monte Sinaí a la espera de las Tablas de la Ley, este pequeño saltamontes no puede inferir otra cosa que en la aparición nocturna de mi querida Madre del Amor Hermoso solo había un mensaje subliminal de las alturas lo suficientemente claro para que yo lo captara.

El precursor, pero no el último: mis queridas montañas guardan grandes revelaciones.

Miedo me da, pero no tengo alternativa.

Ya estás tardando demasiado en transmutarte a Sony Alfa porque el mejor 24-70 del mundo mundial ya ha salido y es este.

Efectivamente, no hace falta que os leáis todos los análisis que Dios ha grabado con su fuego divino en forma de enlaces, porque yo si lo he hecho y, sacando factor común, la frase que se repite en todos ellos es algo así:

El Sony FE 24-70mm F2.8 GM II es una excelente opción para todos los que tengan una Sony Alpha.

Queda claro el mensaje, y ya no hay retorno. No tengo alternativa. Voy a hablar ahora mismo con mi vecino de arriba. Amén, que quiere decir así sea.

Ahora mi única duda es: ¿una Sony Alfa 7R IV o una Sony Alfa 7 IV?

Yo creo que una Alfa 7R IV para paisaje y una Alfa 7 IV para florecillas macro.

adolfo

4 comentarios

  1. Me encanta, y con tu permiso, me descojono a la vez imaginándote aunque no te conozcan persona. Porque a mí me pasa lo mismo
    Mi segundo cuerpo alfa es ahora es una A7c que te digo que me gusta mogollón. Échale un ojo porque su tamaño es muy interesante. Saludos!!

  2. Yo me fijaría en la sony Alpha A7R3, a pesar de se un modelo de algunos años, el rendimiento es casi igual a la A7r4, con un precio que podría servir para comprar el master 24-70 II, Aleluya.

    • La A7c con el 28/60 por ejemplo, le gusta a cualquiera que sepa apreciar un formato FF en un cuerpo compacto y bien construido aps-c.

      Otra cosa es el mony, mony………

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.