0

Rumores, rumores, rumores, pero de Thom Hogan, o sea, “rumores con clase”

Tu dilo, que algo queda ……

Que mala es “la calor”, pero que mala: hace hervir a la materia gris y el sufridor entra en un estado de enajenación tal que incluso alguien lo podría confundir con un político.

Yo propongo acoplar a nuestro planeta un sistema de propulsores auxiliares que mantengan nuestras latitudes siempre dentro del agradabilísimo margen de -15ºC a + 25ºC. ¿Quién se niega? Se recogerán firmas en las puertas de todas las Oficinas de Loterías de todas las Españas, menos en Madrid, donde se firmará en un reclinatorio situado delante del trono de Isabel. Ya me callo, ya me callo. Ay señor, boca pecadora.

adolfo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.